Las reuniones han estado presididas por el Comisario de Aguas Adjunto de la (CHG), Domingo Fernández Carrillo, y durante las mismas, la Confederación ha expuesto los resultados de seguimiento de la evolución piezométrica y del estado químico de las masas de agua subterránea.

En las dos reuniones se ha puesto de manifiesto la bajada de los niveles piezométricos experimentada desde 2013, sin que se haya revertido la tendencia decreciente de los mismos durante 2019, ha informado la CHG en un comunicado.

Con respecto a la propuesta de revisión de los Programas de Actuación, la Comunidad de Usuarios de Agua Subterránea (CUAS) Consuegra-Villacañas se ha mostrado a favor de continuar con la tramitación de la revisión y elevar la propuesta de la misma a la Junta de Gobierno, en tanto que la CUAS Rus Valdelobos se ha opuesto a dicha propuesta de revisión.

La CHG ante la situación de alerta en la que se encuentra la UTE 03 Cigüela-Záncara, según el último informe de sequía y escasez, y estando próxima al umbral de emergencia ha propuesto reducir para el uso de regadío el volumen para todos los aprovechamientos en un 10% respecto a las asignaciones de 2019, resultando una dotación máxima de 1.980 m3/ha para herbáceos y 1.350 m3/ha para leñosos.

La CUAS propone prorrogar el régimen de extracciones de 2019 (1.500 m3 /ha para cultivos leñosos y 2.200 m3 /ha para cultivos herbáceos) condicionado a la pluviometría de otoño-invierno, de manera que si no se invierte la situación actual se aplique una restricción del 5% sobre las dotaciones anteriores a partir del inicio de la campaña de riego.

Desde la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla La Mancha se propone una dotación de 2.100 m3 /ha para cultivos herbáceos y 1.400 m3 /ha para cultivos leñosos lo que supone una reducción del 4,5% y del 6,67% respectivamente, indicando que esta situación estaría en vigor mientras durase la situación de alerta.

La CHG ha valorado positivamente la propuesta que realiza la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Junta de Explotación ha acordado elevar a la Junta de Gobierno las tres propuestas.

OCCIDENTAL

La CHG ante la situación de emergencia en la que se encuentra la UTE 01 Mancha Occidental, según el último informe de sequía y escasez, ha propuesto reducir para el uso de regadío el volumen para todos los aprovechamientos en un 10% respecto a las asignaciones de 2019, resultando una dotación máxima de 1.980 m3 /ha para herbáceos y 1.350 m3 /ha para leñosos.

Desde la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla La Mancha se propone una dotación de 1.900 m3 /ha para cultivos herbáceos y 1.400 m3 /ha para cultivos leñosos lo que supone una reducción del 5% y del 6,67% respectivamente, indicando que esta situación estaría en vigor mientras durase la situación de emergencia.

La CHG ha valorado positivamente la propuesta que realiza la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha. Por su parte, la Comunidad de Usuarios se adhiere a la propuesta de la Junta. La Junta de Explotación ha acordado elevar a la Junta de Gobierno ambas propuestas.