En declaraciones a los medios, antes de presidir la última reunión de coordinación de seguridad de ferias, pues este lunes se celebra el Día del , el alcalde, , ha destacado la “ausencia” de cuestiones reseñables por lo que ha mostrado su satisfacción al tratarse de unas ferias “tranquilas”.

Si bien ha puesto de manifiesto la afluencia masiva en el recinto ferial, con una media de 30.000 personas hasta picos de 50.000 personas en determinados momentos, en la jornada más concurrida que ha sido la de este sábado.

En este sentido, ha señalado que han cumplido el objetivo de difundir las ferias de Talavera fuera de la ciudad, y no solo de la comarca sino también de otras comunidades como la .

Respecto a las altas temperaturas registradas este fin de semana en la ciudad, el primer edil ha explicado que han provocado que las horas centrales del día fueran más complicadas para feriantes y visitantes, pero que sin embargo, ha indicado, han prolongado la estancia durante la noche en el recinto ferial.

Por otra parte, Ramos ha recordado que si se hace balance de lo que cuestan las ferias a las arcas municipales y lo que recuperan, supone “menos de un euro por talaverano”, a lo que se suma el hecho de que es una auténtica inyección económica para la ciudad.

Ramos también ha aprovechado para agradecer a todos los cuerpos y fuerzas de seguridad que han colaborado, así como a los voluntarios de Protección Civil, Cruz Roja, Bomberos y la seguridad privada contratada. “Ha sido una colaboración digna de exportarse a otras ciudades”, ha asegurado.