El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha ratificado que su Departamento planea acometer una “bajada generalizada” del peaje de las nueve autopistas quebradas que fueron rescatadas en la anterior Legislatura, incluidas las cuatro radiales de , y ha avanzado que rescatará y pasará también a gestionar a comienzos de 2019 la también autopista quebrada AP-41 Madrid-, la novena y última vía de pago aún pendiente de concluir su proceso concursal, ser declarada en liquidación y, por tanto, ser asumida por el Estado.

“Hemos planteado una bajada generalizada de los peajes de las autopistas rescatadas para estimular el tráfico de estas vías, aumentar la seguridad vial y las contribuciones económicas”, aseguró Ábalos en el pleno del Congreso.

El ministro afirmó que esta rebaja de peajes será posible gracias al Ley aprobado recientemente por el Gobierno y que este jueves se somete a convalidación en el Congreso.

El texto otorga cobertura legal a Seittsa, sociedad pública dependiente de Fomento que explota las autopistas rescatadas, para que cobre peaje por estas vías.

En su intervención para defender la convalidación del Real Decreto, el ministro indicó que esta medida permitirá al Gobierno plantear dicha rebaja de peajes, que Seitta pueda seguir explotando estas vías y, “en su caso, asumir la explotación de otras”.

Según detalló, el convenio que el anterior Ejecutivo firmó en 2017 con Seittsa para que asumiera las vías de pago quebradas concluye el próximo 31 de diciembre.

Además de estas vía, las autopistas quebradas y que explota el Estado, en las que Fomento bajará el peaje, son las cuatro radiales de Madrid, la M-12 Eje Aeropuerto que enlaza la capital con el aeródromo de Barajas, la Ocaña-La Roda, la Circunvalación de y la -Vera.