El pone este miércoles en servicio las obras de adecuación de la carretera N-403 entre la glorieta de urbanizaciones (La , y ) y la glorieta de , en . Forma parte de las obras complementarias de la autovía A-40 en el tramo Torrijos-Toledo denominadas ‘Adecuación a criterios urbanos de la N-403, iluminación de autovía y circunvalación, ampliación de la protección del cauce del y varios’.

Con estas obras, se pone fin a las actuaciones a acometer por parte del Ministerio de Fomento en los tramos de carretera a ceder al

Ayuntamiento de Toledo de acuerdo con el convenio de colaboración firmado entre el el

21 de abril de 2008.

Estas actuaciones, en su condición de obras complementarias a la construcción de las autovías A-40 y TO-21, mejoran el acceso desde

los barrios residenciales Vistahermosa, Valparaíso y La Legua hasta el centro urbano consolidado de Toledo. La dotación de características urbanas de la carretera N-403 (acerados, iluminación o carril bici) mejora de una manera sustancial la funcionalidad de esta vía, al posibilitar, entre otras cosas, los desplazamientos a pie y en bicicleta que hasta este momento eran limitados.

El importe total de las obras complementarias asciende a 8,7 millones de euros, según ha informado el Ministerio en nota de prensa.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Las obras ejecutadas comprenden la adecuación de la carretera N-403 a criterios urbanos desde la glorieta de acceso a las urbanizaciones (La Legua, Valparaíso y Vistahermosa) hasta el punto kilométrico 2+500 (glorieta de Ávila).

Para transformar esta carretera en vial urbano, se ha incorporado iluminación y acerado, teniendo como base la actual plataforma de la

carretera y utilizando los arcenes para ello, con pequeños ensanches en algunas zonas. Se ha introducido también un carril bici en uno de

los márgenes, que discurre adosado a la acera en una parte del tramo y separado de ella, a modo de vía verde, en el resto, conectando con

una senda ya existente en torno al .

Asimismo, ha sido necesario incorporar colectores, imbornales, pozos de acometida, entre otros, para garantizar la evacuación de las aguas de escorrentía, con sus conexiones al alcantarillado existente o a los cauces naturales, en su caso.

También se ha ejecutado la ampliación con gaviones de la protección del cauce en el arroyo Carrasco, con motivo de la construcción del nuevo colector por parte del Ayuntamiento de Toledo, además de las instalaciones correspondientes a la iluminación del tramo de autovía (TO-21) objeto de cesión al Ayuntamiento de Toledo, para su conversión en tramo urbano.

Además, se ha ejecutado la iluminación del tramo de la circunvalación de Toledo, que será cedido junto con la autovía (desde la glorieta elevada situada en el punto kilométrico 2,7, hasta el enlace con la Avenida de ). De la misma manera, se ha hecho necesario disponer de barrera de protección para las farolas.