El gerente de la Castilla-La Mancha, Vicente Muñoz, asistió a la entrega de los terceros premios a Trabajos Fin de Grado (TFG) convocados por la Cátedra de Innovación y Desarrollo Cooperativo y Empresarial “Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha-UCLM”.

El acto tuvo lugar en la de en presencia de la vicerrectora de Internacionalización y Formación Permanente y directora de la Cátedra, Fátima Guadamillas, el decano de la Facultad, , y la directora del , .

Esta convocatoria, dotada con 5.000 euros, distingue a diez alumnos de cinco ramas de conocimiento: Artes y Humanidades, Ciencias, Ciencias de la Salud, Ciencias Jurídicas y Sociales e Ingeniería y Arquitectura, con el objetivo de reconocer la calidad académica y el impacto de los temas tratados sobre el desarrollo económico y social.

El primer premio en Artes y Humanidades, con una cuantía económica de 600 euros, ha recaído en Laura Montero Moreno, de Historia del Arte, por su trabajo “El arte de la Orden de : El castillo de Consuegra”, mientras que premio en esta categoría, con una ayuda de 400 euros, ha sido declarado desierto.

En la rama de Ciencias, el primer premio es para David Soriano Fernández, de Ciencias Ambientales, por su trabajo “Variación del potencial alergénico en el Circo Romano de Toledo”, y el segundo premio para Josué Muñoz Galindo, de Química, por su trabajo “Medioambiente y polímeros biodegradables”.

En la rama de Ciencias de la Salud ha recibido el primer premio Rubén Alcantud Córcoles, de Medicina, por su trabajo “Calidad muscular en ancianos con artrosplastia de cadera” y el segundo premio Alfonso Martínez Cano, de Logopedia, por su trabajo “Protocolo de evaluación lingüística para personas con esquizofrenia”.

Asimismo, en Ciencias Jurídicas y Sociales ha sido distinguido con el primer premio José Antonio Capuchino Gallego, de Administración y Dirección de Empresas (ADE), por “Plan empresa APP IVA Recovery”, con el segundo premio Marta Cárdenas Martínez, de Ciencias del Deporte, por “ nuevas tecnologías en personas con esclerosis múltiple” y con un premio extraordinario Daniel Caro Herrero, de Derecho, por “La economía colaborativa”.

Igualmente, en la rama de Ingeniería y Arquitectura, los galardonados son , de Ingeniería Química, con el primer premio por su trabajo “Desarrollo de aerogeles de PVA dopados con nanoarcillas para su uso en construcción” y Kawtar Arbi, de Ingeniería Agroalimentaria, con el segundo premio por su trabajo “Proyecto de diseño y construcción de una industria para la elaboración de jamón de cordero con IGP cordero manchego”.

Calidad, excelencia y rigor

El gerente de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha dio la enhorabuena a los premiados y destacó la “calidad de los trabajos presentados como fiel reflejo del talento universitario y de la excelencia y rigor de la UCLM”.

Vicente Muñoz consideró “muy bien invertidos” los 5.000 euros aportados por la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha para apoyar a estos alumnos en su futuro y dio la enhorabuena a los premiados y a sus padres por el esfuerzo realizado en estos años.

Igualmente, la vicerrectora de Internacionalización y Formación Permanente destacó que han sido más de 50 los Trabajos Fin de Grado presentados a esta convocatoria, procedentes de todos los campus y especialidades de la UCLM.

Fátima Guadamillas destacó que estos trabajos “contribuyen a buscar soluciones a los problemas que tiene la sociedad desde el rigor científico y el conocimiento” y dio la enhorabuena a la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha por sus más de 5 años de colaboración con la Cátedra de Innovación y Desarrollo Cooperativo y Empresarial.

La vicerrectora animó a estos alumnos a crear nuevas empresas y aplicar las investigaciones plasmadas en estos trabajos a “un nuevo camino en vuestro mundo laboral”.

Por su parte, el decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, José Alberto Sanz Díaz-Palacios, alabó estos premios “entregados por una entidad del prestigio y compromiso social de Caja Rural Castilla-La Mancha”.

En los mismos términos, la directora del Centro de Estudios de Postgrado dio la enhorabuena a los premiados por su esfuerzo, y a los directores de sus TFG por haber sabido canalizar adecuadamente sus ideas para sacar lo mejor de ellos en unos trabajos que suponen la culminación a cuatro años de estudio.

Susana Villaluenga aseguró que estos premios “son un ejemplo para otros compañeros y demuestran que los TFG sirven para algo y no son un mero trámite para sacar el título”.

En particular, resaltó uno de los trabajos premiados de su área de ADE, consistente en una aplicación para que pymes y autónomos puedan deducirse los gastos de sus tickets en sus declaraciones de impuestos.

Villaluenga declaró que “dada la inestabilidad actual, la , como generadora de ideas y transmisora del conocimiento, debe permanecer firme, porque estamos aportando algo muy valioso a la sociedad”.