Así lo ha explicado este lunes en rueda de prensa el presidente de la , , que ha indicado que el proceso de disolución no coincide temporalmente con el 31 de diciembre de 2014, ya que hay unos meses de margen para que se ejecute la rendición de cuentas y liquidación.

De Mesa ha indicado que este paso es imprescindible, porque antes “es imposible”, ya que rendir cuentas es una fase que cualquier organismo debe hacer antes de disolverse.