En rueda de prensa, la portavoz de Ganemos, Sonsoles Arnao, junto al viceportavoz, , ha informado de que existe un preacuerdo para dar salida a la confluencia ‘Podemos-IU-Equo’ que supone una “muy buena noticia”, ya que favorecerá un espacio de unidad “a la izquierda del PSOE” con una marca electoral y con unos principios programáticos para concurrir a las próximas elecciones municipales.

En este sentido, Arnao ha señalado que el espacio de confluencia que se inició en las elecciones pasadas en los distintos ayuntamientos, en el de Talavera con la marca Ganemos, en este momento “se abre aún más” para incorporarse otros partidos políticos y que, según el acuerdo, también está abierto a que las plataformas municipales que están funcionando.

“Talavera necesita de ese espacio unitario, plural y participativo, que con el bagaje de estos tres años en el Ayuntamiento, configure un programa de gobierno para la ciudad”, ha señalado la portavoz y líder de la formación.

Arnao ha insistido en que se trata de una candidatura “plural y unitaria” para desalojar al PP del Gobierno municipal de Talavera, pues la ciudad, ha reiterado, “no se puede permitir una izquierda fragmentada” cuando comparten, de hecho, un “proyecto similar” que ofrezca a los ciudadanos “esperanza, proyecto y personas con ganas de cambiar Talavera”.

Además, ha recordado que es una “declaración abierta” para sumar más actores en la confluencia y que deja claro que “se deben tener en cuenta las experiencias de las candidaturas unitarias que han existido”, y a este respecto, ha señalado que no se puede “dejar a nadie fuera de los que apuestan por confluencia y unidad”.

Arnao ha subrayado la importancia de que, aunque este preacuerdo es de partidos, haya que contar con personas independientes sin afiliación, que han demostrado trabajar intensamente por la confluencia y por la ciudad, y que vienen de distintas plataformas y colectivos, como es el caso del concejal de Ganemos Miguel Ángel Sánchez, pues su trabajo, ha dicho, “es imprescindible”.

Por otra parte, la portavoz de Ganemos ha concretado que se acaba de abrir la consulta a las bases de IU sobre la confluencia, y que se prolongará hasta el 17 de junio, momento en el que se establecerá una hoja de ruta de contactos con las formaciones que integrarán la candidatura de ‘Unidas’ a las municipales de Talavera.

En su opinión, hay voluntad de seguir sumando a más partidos y colectivos municipales, y, por ello, están trabajando ya para construir ese “espacio unitario”, si bien, sobre la ruptura de Ganemos, tras el abandono de los concejales, y , ha asegurado que espera que dicha experiencia sirva “más que para debilitar la confluencia, lo que provoque es aprender de los errores y no repetir situaciones similares para fortalecer un espacio común”.

Para Arnao, lo que tiene claro es que el trabajo, la experiencia y las personas que conforman esa confluencia de las elecciones de 2015, “tienen que incorporarse a este proyecto”. “Desde luego aquellos actores que no se sitúen en esta estrategia de confluir, estrategia unitaria, pues que no participen en una confluencia así”, ha apuntado.

“CON GANAS, CON FUERZA Y CON ILUSIÓN”

Respecto a su intención de formar parte de la confluencia, Sonsoles Arnao ha afirmado que se siente “con ganas, con fuerza y con ilusión de arrimar el hombro” y de participar en el proceso junto con mucha más gente implicada.

Por su parte, el viceportavoz de Ganemos, Miguel Ángel Sánchez, ha manifestado que su integración dependerá de cómo se forme la confluencia ‘Unidas’, pues ha concretado que lo que le interesa es que haya un proyecto para Talavera y “unas personas concretas que se dediquen realmente a la ciudad”. “Para partidos que ofrecen directrices de ya tenemos dos, aquí se trata de crear otra cosa, si es así estaré y si no, pues no estaré”, ha indicado.

Por último, sobre la posibilidad de acoger en la confluencia a miembros del colectivo , del que forman parte los concejales no adscritos, Ayuso y Aceituno, Arnao ha recalcado que la voluntad es que debe haber “unidad y trabajo conjunto”, ya que se trata de un programa de gobierno “para construir y no destruir”.