El director general de Mayores, Personas con Discapacidad y Dependencia de Castilla-La Mancha, , ha calificado como un “despropósito” que el Ayuntamiento de acuse a la Fundación de intentar “hacer negocio” con el Polideportivo destinado a los pacientes del .

ha asegurado que el convenio firmado en 2008 por el Gobierno socialista dice textualmente que “la instalación está prevista para la utilización conjunta de deportistas con o sin discapacidad”, y la realidad es que “la única finalidad de la Fundación es ayudar a las personas con lesión medular”.

“Gracias a la aportación de usuarios particulares de Toledo, los pacientes del tendrán a su disposición el . Es precisamente la apertura de estas instalaciones a otros usuarios y su uso compartido lo que facilita que sea gratis para los más vulnerables, así como su integración social”, ha informado el responsable de Discapacidad.

Por este motivo, García Ferrer ha reclamado al Ayuntamiento toledano que facilite una licencia -que lleva retrasando ya 396 días- y no se dedique a defenderse acusando de intentar hacer negocio a una Fundación que ha donado una instalación para las personas con discapacidad, y que lo único que pretende es garantizar su mantenimiento.

También ha querido recordar el director general que en el convenio de 2008 se dice textualmente que la trabaja para las personas con discapacidad “mediante programas orientados a su integración social, ya sea por sí misma o en colaboración con otras entidades públicas y privadas”. De esta forma, queda constancia deque ya en 2008 se planteaba la colaboración con entidades que gestionaran la instalación deportiva.

A juicio de García Ferrer, el acuerdo del Polideportivo Rafael del Pino para que lo puedan utilizar vecinos de Toledo, como elemento de inclusión social, refleja el espíritu de la Ley de Garantía de los Derechos de las Personas con Discapacidad, cuya normativa se aprobó con el apoyo unánime de todos los grupos parlamentarios en las Cortes de Castilla-La Mancha.