Así se ha pronunciado en declaraciones a momentos después de reunirse con representantes de la Comisión de en , que han desvelado que desde las instancias europeas ya se inició una investigación de oficio sobre la situación del vertedero antes de que se iniciara el incendio.

Después de que los directores generales de Medio Ambiente y Residuos de la Comisión hayan informado a Podemos de que no tienen potestad para urgir al Parlamento regional a poner en marcha la investigación solicitada por la formación morada, ha reconocido que la vía judicial “nunca le ha gustado” para solucionar “problemas políticos”, si bien ha dicho que esta “puerta” es “la más directa” para conseguir su cometido.

De la reunión, García Molina ha considerado que “se pueden extraer dos conclusiones”, por un lado la actuación de oficio, “algo extraordinario” motivado por la “magnitud” del cementerio; y otra la “sorpresa y estupefacción” que a su juicio han mostrado desde la Comisión de Medio Ambiente por el hecho de que no se haya impulsado todavía la investigación en el Convento de San Gil.