El líder de los socialistas de nuestra región y presidente de Castilla-La Mancha señala que “hay que dar tiempo a la nueva dirección” para que “sea una realidad el proyecto que salió del

Reitera que la mejor manera de colaborar “es no perturbando ni comentado las decisiones y declaraciones que hagan los nuevos responsables”

Sobre su futuro al frente del PSOE de C-LM, asegura que “ahora no toca, porque lo primero que hay que hacer es convocar el ”, una decisión que se adoptará en septiembre como se adelantó la semana pasada

El secretario regional del PSOE de Castilla-La Mancha y presidente de la región, ha asegurado hoy que “apoyará y colaborará lo más posible con la nueva dirección del partido” con el objetivo claro de que “salga adelante el proyecto que se aprobó” en el pasado .

García-Page a preguntas de los periodistas tras la presentación del Acuerdo Estratégico de Salud y Seguridad laboral 2017-2021 junto a los sindicatos en el Palacio de Fuensalida, ha señalado que al nuevo equipo y a la nueva dirección del PSOE “hay que darle tiempo” para que eche a andar.

Por eso, ha reiterado “mi intención es la de ayudar no perturbando ni comentado cada una de las decisiones o declaraciones que haga la nueva dirección”. “Esa es la mejor manera”, para García-Page, “de contribuir a que este proyecto sea una realidad”.

El también presidente de Castilla-La Mancha ha indicado que esa colaboración “lo hará como hasta ahora, desempeñando su papel institucional al frente del ejecutivo regional”.

Por otro lado, y en relación a su futuro al frente del PSOE de la región, García-Page ha asegurado que “lo primero es convocar el congreso regional que todavía no está convocado”. A lo que ha añadido “en el momento en que lo convoquemos, tomaré una decisión”.

Audio 1