El diputado nacional del por la provincia de , - Tizón , ha destacado hoy que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 son unos presupuestos muy sociales, que lo que pretenden “es devolver a los españoles gran parte de los sacrificios que han tenido que hacer estos años para corregir la crisis económica a la que nos vimos abocados y que dejó en España un déficit del 9% y más de 3.800.000 parados”.

En rueda de prensa en la sede provincial del , el diputado nacional ha destacado que estos presupuestos benefician especialmente a las personas que más han tenido que sufrir las consecuencias de la crisis, como son los pensionistas, con una subida del 3%, casi el doble del IPC, llegando casi al 4% en el caso de las pensiones de viudedad. Asimismo, ha resaltado que se trata de unos presupuestos que piensan también en los jóvenes, a través del fondo de garantía juvenil; en los funcionarios, poniendo en marcha los acuerdos firmados tanto en reposición de efectivos como en mejoras, con un montante de unos 600 millones de euros destinados a alza de sueldos de los empleados públicos; así como en los desempleados, las familias y en los tres pilares del estado del bienestar, que son la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales. Unos PGE que son buenos para Castilla-La Mancha y la provincia de Toledo Por otro lado, ha recalcado que en Castilla-La Mancha la inversión real aumenta más de un 37% y que la provincia de Toledo también se beneficia de ese incremento, con partidas en asuntos cruciales como la alta velocidad, destinando 23,3 millones de euros para inversión en líneas en explotación; así como el estudio informativo de la línea de alta velocidad a Talavera de la Reina, en el tramo entre y con 12 millones de euros; y la red convencional con una dotación de 14,3 millones de euros. García- Tizón ha hecho alusión a una frase del Ministro de Hacienda, , en la presentación ayer de los PGE para 2018 asegurando que si alguien en el año 2012, cuando se presentaron los presupuestos de aquel ejercicio, hubiese dicho que tendríamos estas cuentas en 2018, seguramente le hubieran tachado de visionario, y ha recordado que “era absolutamente imposible pensar en que ahora podríamos estar en lo que se ha denominado una nueva etapa en materia presupuestaria en España, tras seis años de crecimiento continuo, de aumento del empleo y de corrección del déficit, lo que nos permite hoy traer unos presupuestos muy sociales y que son perfectamente asumibles por cualquier posición política”. Por último, García- Tizón se ha mostrado convencido de que “otras formaciones políticas, señaladamente el PSOE, no van a tener fácil explicar su rechazo a estos presupuestos si deciden no aprobarlos, porque son unos presupuestos que cualquier socialdemócrata tendría muy difícil el rechazar y porque es imposible justificar un voto en contra de los pensionistas, de los jóvenes, de los desempleados, de los funcionarios, etc.”.