En esta muestra, que se enmarca dentro del Programa de Cristianos Perseguidos de Cáritas Diocesana de Toledo, se recopilan fotografías antiguas y nuevas del patrimonio cristiano que se quedó abandonado en la actual Turquía después del genocidio, según ha informado Cáritas en nota de prensa.

El genocidio armenio (1915-1923) supuso la muerte de millón y medio de armenios y la desaparición de cientos de monasterios e iglesias que quedaron abandonadas, y fueron profanadas y destruidas.