La presidenta de Castilla-La Mancha, , ha anunciado que este jueves el aprobará tres órdenes relativas a la viticultura, como son la regulación del régimen de ayudas para destilación de productos, la concesión de derechos de plantación de viñedo y ayudas para planes de reestructuración y reordenación del viñedo.

Así lo ha asegurado María Dolores de Cospedal durante su intervención en la entrega de los diplomas a los 29 premiados de la región en el pasado certamen de ‘Tempranillos al Mundo’ celebrado en dentro del marco de la I Cumbre Internacional del Vino.

Cospedal ha dicho en este sentido que las ayudas a la reestructuración del viñedo han destinado ya 200 millones a este cometido desde que se inició la legislatura, y pese a ello hay más capacidad para más intervenciones de este tipo.

Ha recordado en este punto que tras la última negociación de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) llegarán de a un total de 418 millones para las reestructuraciones de esta plantación, de los cuales más de la mitad irán a parar a la región.

La líder del Ejecutivo ha aprovechado para subrayar que, además, este mismo jueves el pleno de las Cortes derogará la Ley de la Viña y el Vino de la Comunidad Autónoma, con lo que “se dará un paso importante para simplificar al máximo la burocracia en el sector”.

“Hay que avanzar en que la burocracia sea la mínima posible. Estamos para hacer vino, y no papeles”, ha dicho.