El secretario de Estado de Energía ha verbalizado este compromiso en la clausura del encuentro ‘La fotovoltaica frente al desafío del clima’, ante más de 1.000 productores fotovoltaicos de toda España que se han dado cita en Toledo, y que han ovacionado a Domínguez tras estas palabras.

En este marco, ha defendido que el ha trabajado desde el primer momento en acometer las reformas necesarias. “Hemos impulsado el autoconsumo, y como sabemos que no es suficiente, vamos a acometer nuevas reformas, que pasan por un nuevo sistema competitivo de subastas para el impulso de nuevos proyectos renovables de forma que sea un sistema más simple y atractivo, semejante a los de Europa”.

Así las cosas, ha comprometido una regulación más clara de la normativa de acceso y de conexión a la red para poner fin a actividades “especulativas”, y un calendario de subastas que sea previsible con una programación plurianual determinada pero posible.

En este contexto, ha recordado que el Ejecutivo en funciones está ultimando una nueva versión del Plan Nacional Integral de Energía y Clima, que remitirá a antes de fin de año, y que situará a España a la cabeza de los países europeos para llegar al objetivo de la descarbonización de la energía.

Dicho plan, ha explicado, contempla la instalación hasta 2030 de 57.000 nuevos megavatios de generación renovable, de los que 28.000 son fotovoltaica, algo que a su entender pone de manifiesto el papel “crucial” que ha demostrado este sector en la transición hacia un nuevo modelo energético.

“El sector fotovoltaico de España es de gran nivel y conlleva beneficios sociales, pues su integración en el territorio debe impulsar nuevas oportunidades de empleo en el mundo rural, con un impacto importante en la llamada España vacía. Estamos ante una gran oportunidad con este Plan Integral Nacional de Energía y Clima que debe movilizar 235.000 millones de euros, de los que cerca de 100.000 van a las renovables”, ha destacado.

Así las cosas, y tras añadir que dicho plan debe generar 150.000 empleos estables a partir del tercer año, ha señalado que este contexto la fotovoltaica está demostrado en que es la forma más barata de generar electricidad y sus costes continúan descendiendo.

Por último, ha aseverado que el sector fotovoltaico demuestra su capacidad en el mercado nacional donde se han instalado más de 1.500 megavatios nuevos de potencia en lo que va de 2019, permitiendo superar en lo que va a de año toda la producción del pasado ejercicio.