El de ha aprobado nuevas ayudas económicas para los municipios de la provincia de Toledo que van a suponer la distribución de otros 5 millones de euros para mejorar la gestión económica financiera de los ayuntamientos en 2018.

En la última Junta de Gobierno, celebrada el pasado viernes, se aprobaba las bases y la convocatoria del programa de Gasto Corriente que implican una nueva inyección económica a las administraciones locales que supondrá la distribución de 5 millones de euros para financiación parcial de gastos de naturaleza corriente y que los ayuntamientos toledanos puedan destinarlos a su funcionamiento y a la prestación de los servicios públicos.

Aportaciones económicas a las arcas municipales, para sufragar los gastos derivados de la prestación de servicios públicos municipales que los ayuntamientos por Ley tienen obligación de prestar, como limpieza viaria, abastecimiento de agua, alumbrado público, cementerio, mantenimiento de instalaciones municipales y deportivas, etcétera.

Dado que este cree y quiere desarrollar políticas de carácter social también se tienen en cuenta en el reparto de estas ayudas y como gastos subvencionables los derivados de la prestación de servicios públicos municipales no obligatorios, pero que mejoran la calidad de vida de los ciudadanos como son el servicio de ayuda a domicilio, comedor social, biblioteca, guardería, etcétera.

Con el visto bueno a esta nueva convocatoria de Gasto Corriente, el da otra muestra de su compromiso y apoyo a los municipios toledanos, a los ciudadanos y ciudadanas de la provincia de Toledo, desde la cercanía y la vocación de atender sus necesidades.

Una vez que la convocatoria del Gasto Corriente para 2018 esté publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), los ayuntamientos dispondrán de un plazo de un mes, que comenzará a contar a partir del día siguiente a su publicación, para concurrir y presentar las solicitudes.

Con el programa de Gasto Corriente se presta un apoyo fundamental a los ayuntamientos puesto que se ayuda a mejorar la gestión económico financiera de los mismos, posibilitando el incremento de liquidez en sus tesorerías que les permite afrontar el gasto en 2018, así como el pago consecuente a proveedores por los gatos derivados de la prestación de servicios y suministros destinados al funcionamiento de los servicios públicos municipales.