El de Toledo ha decidido construir el parque de bomberos de la Mesa de Ocaña en la localidad de Villarrubia de Santiago después de dos años y medio esperando a que el Ayuntamiento de Ocaña cediera los terrenos para ubicarlo en esta localidad sin que se haya producido, y sin que el Pleno de la localidad haya aprobado dicha cesión.

Dos años y medio de gestiones y requerimientos al Ayuntamiento de Ocaña para que cediera al Consorcio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamentos de Toledo la parcela elegida, es un tiempo más que prudencial para la realización de los trámites y la cesión de los terrenos adecuados para la construcción del parque comarcal de bomberos de la Mesa de Ocaña.

Máxime cuando el pasado 17 de abril se remitió un escrito a la alcaldesa de Ocaña con el resumen de las actuaciones y requerimientos llevados a cabo desde el Consorcio al Ayuntamiento para obtener la titularidad de la parcela con todos los servicios urbanísticos necesarios para su uso, y concediéndole un último plazo de dos meses para efectuar dicha cesión.

Requerimiento al que el Ayuntamiento de Ocaña ni siquiera ha contestado.

Por ello y ante el ofrecimiento del Ayuntamiento de Villarrubia de Santiago, que puso a disposición del Consorcio una parcela que reúne todas las condiciones técnicas exigidas, el Gobierno provincial ha optado por elegir esta localidad para la ubicación del parque comarcal de la Mesa de Ocaña.

Una propuesta de construir el parque comarcal de bomberos de la Mesa de Ocaña en Villarrubia de Santiago que presentaba el presidente del , , en la Junta General del Consorcio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamento y que ha sido aprobada por mayoría absoluta en la sesión celebrada esta mañana en la Diputación de Toledo.

El vicepresidente del Consorcio, , explicaba que el Gobierno provincial tenía la firme decisión de ubicar en Ocaña el parque comarcal de esta zona de la provincia pero, después de la paciencia, consideración y tolerancia que se ha mostrado con el Ayuntamiento de Ocaña sin que la alcaldesa haya puesto los terrenos a disposición del Consorcio, “hemos optado por anteponer los intereses y necesidades de los 42.000 habitantes afectados a los de un ayuntamiento o una alcaldesa inoperante”.

“Fue la Diputación de Toledo quien se dirigió a la alcaldesa de Ocaña ofreciéndole la ubicación del parque en su término municipal y la realidad es que, dos años y medio después, y tras haber tratado por todos los medios que así fuera, dichos terrenos no han sido cedidos. El Pleno municipal no ha aprobado esa necesaria cesión”, lamentaba Luengo.

El presidente del CPEIS y vicepresidente de la Diputación destacaba que los informes técnicos avalan que la parcela de Villarrubia de Santiago, de 11.000 metros cuadrados situada en la calle Camino de los Almendros, reúne todos los requisitos para la construcción del parque y ofrece óptimas condiciones para la prestación del servicio comarcal de extinción de incendios.

La parcela de la localidad de Villarrubia de Santiago donde se construirá este parque comarcal ofrece una gran facilidad para el acceso amplio y cómodo, tal y como especifican los informes técnicos. En ellos, se concreta que desde esa parcela, y una vez en la calle donde está situada, los accesos a la autovía A-40 y a la N-400 son inmediatos, están ya totalmente construidos y sin limitaciones de ningún tipo para incorporarse a ambas vías de comunicación.

Aseguraba Tomás Villarrubia que, tras la aprobación en la Junta General de Consorcio, el próximo paso será la redacción del proyecto que, previsiblemente, estará concluido antes de fin de año y proceder después a su licitación de forma que antes de que finalice la legislatura el parque de bomberos de la Mesa de Ocaña sea una realidad.

Con ello, se avanza en el compromiso del de llevar a la práctica el cierre del plan estratégico del CPEIS para la prestación del servicio en la provincia de Toledo con la construcción de tres parques de bomberos, acuerdo que se aprobó por unanimidad en 2008, que en la legislatura 2011-2015 fue enterrado en un cajón, y que se ha recuperado en esta legislatura.

El primero de los tres parques de bomberos previstos ya está en construcción, el de Orgaz, y hoy se ha desbloqueado la construcción del parque de la Mesa de Ocaña que se ubicará en Villarrubia de Santiago, con lo que se atenderá a más del 95% de la población de la provincia de Toledo con una ratio de reacción ante cualquier intervención inferior a 30 minutos.