De este modo, ha reaccionado Castillo después de que el Grupo Municipal Socialista vaya a solicitar que se realice una auditoría interna, “con los propios servicios de la casa” para aclarar las cuentas públicas del Consistorio antes de que termine la legislatura.

“Las cuentas del Ayuntamiento están muy claras porque este equipo de Gobierno sí es transparente, y está completamente alejado de la opacidad de los gobiernos socialistas”, ha respondido Castillo, según ha informado en nota de prensa el Consistorio.

“Los socialistas habían inflado los presupuestos en más de 10 millones de euros en el último que hicieron que fue el del ejercicio 2011. Nosotros siempre hemos sido transparentes”, ha recalcado el concejal que ha recordado que el PSOE “dejó más de 10 millones de euros de facturas sin pagar y algunas con una antigüedad de uno o dos años”.

“No sólo ha saneado las cuentas municipales, sino que pagamos lo que debemos en un tiempo más que razonable”, ha añadido el edil de Economía, que ha explicado que el último dato conocido de pago a proveedores es de noviembre de 2018, “y pagamos a 13,11 días”. “En octubre se pagó a una media de 18,56 días, y en septiembre del año pasado a 16,52 días, que nada tiene que ver con el retraso en años de pago de los socialistas”, ha concluido.