El Gobierno de la Diputación de quiere recordar que el PP cerró el centro de día de enfermos de Alzheimer y quiso cerrar la Residencia Social Asistida “” cuando gobernaba bajo la presidencia de y que ha sido el el que ha garantizado la continuidad del servicio de este complejo residencial alcanzando la ocupación total de plazas.

Por lo tanto, el PP no está legitimado para exigir al actual Gobierno provincial inversiones en San José cuando fueron ellos los que trataron de liquidar este complejo asistencia de referencia en la provincia de Toledo y mostraron un total desprecio a los trabajadores, usuarios y familias a quienes ni siquiera recibieron para explicarles sus intenciones de deshacerse de la RSA.

Fue la decisión del Grupo Socialista, entonces en la oposición, lo que impidió culminar el desmantelamiento de la Residencia Social Asistida “San José”, que se vio impulsada con su llegada al Gobierno, logrando la ocupación al 100 por 100 del y la ocupación casi total de las 359 plazas de la Residencia Social.

En los últimos cuatro años y medio, el ha invertido más de 500.000 euros en la mejora de las instalaciones y en el bienestar de todos los residentes y las condiciones de trabajo de los trabajadores de San José.

Así, se han llevado a cabo diversas actuaciones de obras de mejora en los accesos a los pabellones, reparación de los tejados, mejora de la salida de humos de las calderas de las cocinas, reparación de ventanas en algunos pabellones, alquiler de enfriadora para la climatización del Pabellón 2, y un largo etcétera de actuaciones.

Además, está prevista una nueva inversión de 340.000 euros destinada a la mejora de la cubierta del Pabellón 5 de geriatría y a la renovación y sustitución de la carpintería exterior del Pabellón 1.

Y se sigue actuando de forma permanente en la modernización de esta infraestructura asistencial.

Queda patente, por tanto, la implicación constante del actual en la mejora y conservación de los distintos pabellones, que no ha cesado en los últimos cinco años, en contraposición a lo ocurrido durante el mandato de García-Tizón y el PP en una legislatura en la que su único interés por la RSA fue deshacerse de ella a toda costa.