La consejera ha destacado la oportunidad que estas técnicas brindan a la industria del asfaltado, además de constituir una ocasión para la generación de actividad económica y empleo en el sector del reciclado. De la Cruz ha indicado que la Consejería está avanzando paulatinamente en la utilización de las nuevas mezclas, puesto que mejoran las propiedades, con un comportamiento más efectivo frente a la aparición de fisuras, deformaciones o fatigas de la carretera, por lo que “abaratan costes” además de reducir los espesores de las carreteras, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Los beneficiarios principales de los “nuevos criterios medioambientales”, ha dicho la consejera, son los ciudadanos, debido al efecto positivo de recuperar materiales para la construcción de nuevas infraestructuras, por lo que ha apostado por continuar en la línea de “aplicar criterios de sostenibilidad” desde la administración pública en la ejecución de obras, buscando impulsar tanto el desarrollo de la “economía circular” como la reducción de las emisiones de CO2 en las obras.

TRIPLE BENEFICIO

De la Cruz ha considerado que las instituciones son “pieza clave” en los compromisos medioambientales asumidos por Fomento. En este sentido, ha explicado que la intención de la Consejería de Fomento es ser “proactiva”, de manera que las nuevas actuaciones en la red viaria “incorporen en la medida de lo posible” las novedades tecnológicas que encajen en el reciclaje y la sostenibilidad para convertir los residuos en recursos. También ha reseñado que la utilización de estas técnicas novedosas permite “dilatar” el esfuerzo inversor de la Administración por disminución de costes.

De la Cruz ha animado a los asistentes a continuar investigando en el uso de materiales reciclados porque hay un triple beneficio: para las empresas, para la administración y para el ciudadano.

El objetivo de la jornada era dar a conocer las distintas alternativas del empleo de polvo de caucho en la modificación de betunes y mezclas bituminosas a través de la puesta en común de las diferentes experiencias y puntos de vista de administración, empresas y universidades. El propósito de estas técnicas es dar al neumático usado una segunda vida útil tras su reciclado, un procedimiento en el que España ocupa uno de los primeros lugares europeos en número de kilómetros. A pesar de ello, los organizadores consideran que el consumo de caucho reciclado está aún lejos de su verdadero potencial.

El director general de SIGNUS, , ha enumerado las ventajas del polvo de neumáticos para cualquier tipo de tráfico y capa de rodadura. Leal ha indicado que las nuevas mezclas son más seguras para el conductor debido a su mayor poder de drenaje, lo que incrementa la visibilidad. También ha destacado que conservan mejor la pintura y presentan una mayor resistencia a la aparición de roderas y al desgaste del asfalto. El máximo responsable de SIGNUS ha pedido una mayor implicación de todas las administraciones en el uso de estos materiales, cuya capacidad de producción ha cifrado en 300.000 toneladas.

SIGNUS es una entidad sin ánimo de lucro creada en 2005 por los principales fabricantes de neumáticos. La jornada ha contado con la participación de la Junta de Comunidades y la colaboración de Asefma ().

Estaba dirigida a técnicos de carreteras e infraestructuras de las administraciones públicas, directivos y técnicos de empresas fabricantes de mezclas, ingeniería y consultoría en obra civil e investigadores, docentes y organismos públicos relacionados con la ingeniería y la obra pública. Entre los asistentes figuraba una cuantiosa representación del departamento de , incluido su director general, . También ha estado presente el viceconsejero de , Agapito Portillo.