Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, el pasado mes de agosto el equipo de investigación de la Guardia Civil de Torrijos y el Equipo de abrieron sendas investigaciones por delitos cometidos en sus respectivas demarcaciones.

Concretamente por un robo con fuerza en las cosas cometido en la localidad de de donde sustrajeron un vehículo con el que posteriormente se cometieron otros hechos delictivos, y varios delitos de robo con fuerza en las cosas y un robo con violencia e intimidación cometidos en la localidad de Pulgar durante del día principal de sus fiestas patronales.

El intercambio de información entre estas Unidades de la Guardia Civil permitió a los agentes comprobar que las personas que estaban siendo investigadas por ambas eran las mismas, por lo que iniciaron una investigación conjunta y abrieron la Operación Reyanco.

La Guardia Civil comprobó que estos delincuentes residían en la comarca de Torrijos y que desde allí se desplazaban a cometer los ilícitos, generalmente a municipios de que se encontraban celebrando las fiestas.

Los agentes recabaron numerosa información a través de las distintas inspecciones oculares y verificaron que estos delincuentes actuaban como grupo criminal con un elevado grado de especialización y perfecto reparto de tareas entre los distintos miembros, quienes se estarían dedicando de forma exclusiva a la realización de actividades delictivas como su único medio de vida.

Durante un dispositivo montado por la Guardia Civil por un aviso de robo con violencia e intimidación cometido en la localidad de Val de Santo Domingo, los agentes que estaban llevando esta investigación localizaron un vehículo que había sido sustraído el día anterior en la localidad de Consuegra.

La Guardia Civil inició el seguimiento de este vehículo hasta que sus tres ocupantes lo abandonaron en la localidad de Torrijos, logrando la detención de uno de ellos cuando huían a pie. Esta detención y la recuperación del vehículo permitió a los agentes comprobar que éste había sido utilizado unas horas antes para cometer siete delitos de robo, tres de ellos de violencia e intimidación.

Una vez identificados los componentes de este grupo criminal, la Guardia Civil procedió a la detención de sus otros seis miembros en las localidades de Gerindote y Torrijos.

MÁS DE 40 DELITOS

Estas siete detenciones han permitido a la Guardia Civil esclarecer 41 delitos, de los cuales 17 eran delitos de robo con fuerza cometidos en viviendas, ocho en establecimientos, cinco de robo con violencia e intimidación, cuatro de sustracción de vehículo, dos de daños, dos delitos contra la seguridad vial, dos de amenazas y uno de pertenencia a grupo criminal.

Estos delitos fueron cometidos en las localidades de San Martín de Montalbán, Orgaz, Pulgar, Argés, Menasalbas, Villafranca de los Caballeros, Consuegra, Polán, Yepes, Burujón, Santa Olalla, Maqueda, Val de Santo Domingo, Carpio de Tajo, Calera y Chozas, Escalonilla, Alcabón, Huecas, Camarenilla, Navalucillos, Malpica, Otero y Quismondo.

Todos los detenidos, junto con las diligencias instruidas, fueron puestos a disposición de los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción correspondientes de Torrijos. Esta Operación de la Guardia Civil continúa abierta, por lo que se pueden producir más detenciones.

La Guardia Civil agradece a los ciudadanos su colaboración y recuerda que el teléfono de urgencias del que dispone la Guardia Civil, 062, esta las 24 horas a su disposición. Igualmente se informa de la existencia de la aplicación de móvil gratuita ALERTCOPS para que ante cualquier eventualidad puedan ponerse en contacto con las Fuerzas y Cuerpo de Seguridad del Estado.