Es por ello que Rítmica Ros, junto con las madres de las niñas, se está volcando con la familia del niño afectado y ya le prepara una gala benéfica en el pabellón municipal de Guadamur para ayudarles a continuar con el tratamiento y la definición de la enfermedad, según ha informado la propia escuela en nota de prensa.

Por espacio de tres años, Adrián y su familia han pasado la mayor parte de su tiempo en el Hospital Virgen de la y el Hospital Sant Joan de Deu, de Barcelona, recibiendo la ayuda económica y emocional de todos sus familiares para viajes, estancias y la financiación privada de una prueba diagnóstica muy costosa que realizaron de forma privada al advertirles que se demoraba por la Seguridad Social hasta cuatro años.

Actualmente, Adrián necesita una silla de ruedas adaptada él, que tiene un elevado precio, así como la adaptación de su vivienda y apoyar la continuidad de investigación de su enfermedad.

Por ese motivo, un grupo de amigos “y el pueblo entero de Polán”, con la colaboración del Ayuntamiento de Guadamur, preparan esta gala benéfica para el 22 de junio, con la participación de los grupos de gimnasia rítmica de diferentes pueblos de la comarca de Montes de Toledo, que quieren sumarse a este proyecto para ayudar a Adrián.

Las entradas solidarias tendrán un coste de dos euros para contribuir a aliviar las cargas económicas derivadas de la enfermedad.

Del mismo modo, los familiares han habilitado una cuenta bancaria para recoger las aportaciones de la fila cero, para todas aquellas personas que quieran colaborar con esta causa solidaria. La cuenta de la fila cero es: ES7230810139023348678610.