El pasado 9 de julio un vecino de la localidad de () denunció en la Guardia Civil de esta localidad que se había cometido un robo con fuerza en las cosas en una vivienda de su propiedad, donde los delincuentes, para acceder, habían forzado una de las ventanas y habían sustraído herramientas y electrodomésticos, todo ello por valor superior a los 3.000 euros.

La Guardia Civil realizó la correspondiente inspección ocular y el Equipo Territorial de abrió una investigación para determinar la identidad de los autores de este delito, según ha informado la Delegación del Gobierno en una nota de prensa.

El análisis de las pruebas recabadas ha llevado a la Guardia Civil a central su investigación en un hombre y una mujer que regentaban un establecimiento público en esta misma localidad, por lo que solicitaron a la correspondiente dos autorizaciones de entrada y registro, para este establecimiento y para la vivienda donde residían en la localidad de Ajofrín.

Durante los registros los agentes han localizado varios electrodomésticos y otros objetos que habían sido denunciados, ante lo cual estas personas han mostrado a la Guardia Civil facturas falsificadas que acreditarían su legítima propiedad.

Una vez comprobados todos los hechos la Guardia Civil ha detenido a A.A.M., con numerosos antecedentes delictivos, y a D.N.C.G.C., por un delito de robo con fuerza en las cosas y un delito de falsificación de documentos, por los que han sido puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Orgaz.