Durante su servicio ordinario, esta patrulla del SEPRONA observó que este ejemplar de águila real realizaba vuelos cortos para terminar posándose sobre las jaras existentes en el entorno, lo que extrañó a los agentes, ya que éstas rapaces evitan la presencia humana elevando el vuelo, según ha informado la Delegación de Gobierno en nota de prensa.

Esto les hizo sospechar que pudiera encontrarse herida, lo que constataron tras recogerla. Seguidamente, recorrieron la zona ante la posibilidad de que hubiera otros ejemplares heridos, no hallando ninguno más.

Posteriormente, el SEPRONA de la Guardia Civil de Los Navalmorales entregó el águila real en el (CERI) que la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha tiene en la localidad de Sevilleja de la Jara, para que fuera examinada.

Desde este centro confirmaron que se trataba de un ejemplar adulto que había sufrido una descarga eléctrica y que sería devuelto a su entorno natural una vez que se hubiera recuperado. El águila real se trata de una especie incluida en el Listado Nacional de Especies Silvestres en .