Varios responsables de establecimientos farmacéuticos de la provincia de interpusieron denuncia ante la Guardia Civil por falsificación de documento, al haber despachado medicación a personas que habían manipulado las recetas, según ha informado la Delegación del Gobierno en una nota de prensa.

Los agentes del Área de Investigación de Ocaña se hicieron cargo de esta investigación y comprobaron que las recetas manipuladas pertenecían al Colegio Oficial de Médicos de en las que había sido estampado un sello oficial.

La Guardia Civil mantuvo contacto con distintas oficinas de farmacia para prevenir otros hechos similares y recabar información, logrando determinar que eran dos las personas encargadas de comprar los medicamentos y que adquirían siempre productos relajantes y ansiolíticos.

La investigación de la Guardia Civil llevó a los agentes hasta un hombre —que responde a las siglas de A.D.P.— y un menor que residían en la provincia de Madrid, en la zona de la Cañada Real Galiana, donde revendían estos productos.

DETENIDOS EN YEPES

La Guardia Civil montó distintos dispositivos de búsqueda de estas personas, siendo localizadas y detenidas cuando pretendían volver a comprar medicación en una farmacia de la localidad de Yepes, en el momento de su detención llevaban otras dos recetas falsificadas.

Estas personas han sido imputadas por 28 delitos de falsificación de documento público cometidos en farmacias de las localidades de Yepes, Huerta de Valdecarábanos, Ontígola, Ocaña, Ciruelos, Cabaña de Yepes y Villasequilla. La Guardia Civil ha investigado también a un facultativo médico de la provincia de Madrid por su implicación en estos hechos.

Las diligencias instruidas y los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Ocaña y a la Fiscalía de Menores de Toledo.