La Consejería ha concedido para la puesta en marcha de esta instalación una ayuda de cerca de medio millón de euros, el 34 por ciento de la inversión realizada por la almazara, con el objetivo de “aumentar la rentabilidad de los agricultores y que el valor añadido, en este caso medioambiental, de la industria transformadora se quede en la región”, según ha informado la Junta en nota de prensa.

La almazara trabajará el proceso oleícola desde la recepción del fruto y su molturado para la obtención de aceite virgen extra ecológico además de, posteriormente, su almacenado y envasado. Además, como parte del proyecto se han realizado también otras construcciones básicas como una balsa de acumulación de agua y un sondeo para abastecer de agua la almazara.

Martínez Arroyo ha explicado que La Guardia es una de las localidades más beneficiadas por las ayudas compensatorias a los agricultores en Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) por su contribución a la preservación del medio ambiente, siendo uno de los lugares de mayor importancia para las aves esteparias que son las que permiten dar una ayuda como esta.

El consejero ha valorado que “una de cada cinco hectáreas de olivar es ecológico en Castilla-La Mancha gracias a los 4.300 olivareros que apuestan por este sistema”. En este caso, hay más de 30.000 olivos y 350 hectáreas adheridas al sistema ecológico, que forman parte de las 316.370 hectáreas totales de olivar de Castilla-La Mancha, 57.500 de ellas ecológicas.

‘AlAlma del Olivo’ participa en Programa LIFE ‘Food Standards’ promovido por Fundación , un proyecto europeo de biodiversidad con mejoras para el agricultor en precios y la incorporación de sellos agroalimentarios para entrar en el gran mercado. En el caso de La Guardia se han implantado medidas como polinizadores (colmenas) o cubiertas vegetales en la finca como solución agronómica “muy rentable”, ya que aporta una fertilidad mayor del suelo.