A preguntas de los medios, en su visita a la exposición de cerámica ‘aTempora’ de Talavera de la Reina (), por si esperan una campaña electoral dura, Guirao ha asegurado que no lo cree teniendo en cuenta las críticas que han recibido en los últimos meses. “Más duro de lo que hemos pasado no creo que sea la campaña”, ha señalado.

En este sentido, ha afirmado que desea que sea una campaña “clarificadora” tanto de lo que ha hecho el Gobierno de , como del discurso de “prejuicios y mentiras” de los partidos de la oposición —en referencia sobre todo a PP y Ciudadanos—.

A este respecto, Guirao ha manifestado que le gustaría que fuese una campaña “de ideas, de debate de realidades y no de suposiciones”, para que, al final, los ciudadanos tengan “todos los elementos de juicio con claridad, sin tergiversaciones, para que puedan emitir su voto libremente”.

Sobre la fecha del 28 de abril para las elecciones generales, el ministro ha defendido que una vez que había decaído la propuesta de los Presupuestos Generales del Estado, había que hacerlo cuanto antes, pues, a su juicio, unirlas con municipales, autonómicas y europeas “no parecía lo más adecuado por respeto a los municipios y a las comunidades autónomas” que deberán pasar por las urnas en mayo.

“Es normal que los alcaldes, alcaldesas y aspirantes quieran hablar de su ciudad y de su pueblo, y unirlas hubiera supuesto que se hubiera mezclado todo y dejarlo para más tarde suponía irnos a otoño”, ha indicado.

El ministro ha afirmado que “es una buena fecha” sobre todo teniendo en cuenta que la Ley de Presupuestos no había salido adelante, por lo que, ha dicho, todos los ministros han apoyado la decisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.