La neonatóloga del y miembro de este equipo, , ha explicado que “este grupo tiene como objetivo humanizar la atención a los recién nacidos y sus familias y realizar una atención integral, tanto desde el punto de vista físico, psicológico y espiritual”, según ha informado la Junta en nota de prensa.

En enero del pasado año se constituyó un grupo de trabajo, liderado por las doctoras y , para mejorar la atención a estas familias compuesto por ginecólogas, matronas, enfermeras, pediatras expertos en cuidados paliativos, neonatólogas, psicólogas, farmacéuticas y trabajadores sociales, que han elaborado un protocolo de actuación en estas difíciles situaciones.

El documento está orientado a aportar recursos a los profesionales para ofrecer una atención más humana y empática a las familias que atraviesan momentos críticos, que incluye aspectos como la atención psicológica, el ingreso de la madre en una planta distinta a la de Maternidad, evitar la separación de los padres y su hijo con el fin de favorecer la intimidad de las familias, entre otros aspectos.

Asimismo, la doctora Gregorio ha indicado que “en los casos de diagnósticos prenatales se han realizado visitas a las familias para informar sobre el pronóstico y alternativas terapéuticas, para de esta forma mejorar el proceso de toma de decisiones conjunta entre personal sanitario y las familias.

FAMILIAS ATENDIDAS

Estas familias han sido atendidas por las psicólogas del Equipo de Apoyo Psicosocial de la en duelo perinatal, que han acompañado desde el primer día a las familias.

Desde la puesta en marcha de este programa, enmarcado en el Plan Dignifica del , se han atendido a quince familias cuyo hijo ha fallecido intraútero y a otras tres con diagnósticos prenatales de enfermedades limitantes, en las que la muerte se ha producido tras el nacimiento.