El celador del servicio e impulsor de esta iniciativa ha explicado que se trata de una serie de tablas con emoticonos y dibujos que representan las necesidades y sentimientos elementales de una persona facilitando de esta manera la comunicación, ha informado el Gobierno regional en nota de prensa.

“De esta manera los profesionales y los familiares pueden comunicarse con los pacientes, a los que conseguimos reducir la ansiedad que les produce no poder hablar con nosotros”, ha dicho Díaz.

Los pictogramas contienen dibujos que transmiten mensajes acerca de la localización del dolor, las dificultades para respirar, la necesidad de aspirar secreciones, la necesidad de conocer la duración de su intubación, tener noticias sobre su familia o sobre su situación clínica, entre otros estados y acciones.

Las tablas se han editado en múltiples idiomas, como inglés, francés, portugués, rumano, ruso, alemán, árabe “con el fin de romper la barrera lingüística con los pacientes”, ha asegurado.

Según ha indicado Díaz, “la comunicación con pictogramas facilitará el manejo de los pacientes ingresados en este servicio, la mayoría de ellos con ventilación mecánica lo que les dificulta el poder hablar y expresar cómo se sienten”.

Este trabajo realizado por los profesionales de la UVI se enmarca dentro del Plan Dignifica del para brindar una atención más humanizada al paciente y a su familia y garantizar unos cuidados eficaces y de calidad partiendo de la empatía, el respeto y la amabilidad.

Cada año ingresan cerca de 1.400 pacientes en el servicio de Medicina Intensiva del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo, de los que cerca del 60 por ciento necesitan ventilación mecánica y de ellos más de la mitad tienen problemas para comunicarse.