Tras más de una hora de espera, el juicio finalmente se ha suspendido —no se ha fijado nueva fecha— debido a la ausencia del abogado de la víctima de los hechos, que tampoco ha acudido a la Audiencia a declarar.

El fiscal pide nueve años y once meses de prisión para el acusado, según el escrito de la acusación de la Fiscalía recogido por Europa Press, que explica que el 4 de abril de 2017, antes de las 2.00 horas, el acusado golpeó de forma indiscriminada a su esposa por todo el cuerpo, sin que ella tuviera más posibilidad de defensa, asumiendo que la reiteración de golpes podría acabar con su vida.

Además, según el fiscal, los gritos de la víctima por la agresión fueron acallados por nuevos golpes del procesado. Los vecinos del inmueble, asustados por la secuencia de golpes y chillidos de la mujer y silencios sobrevenidos, reclamaron la presencia de la Guardia Civil.

Personados en la vivienda, agentes de la Guardia Civil llamaron al timbre y les contestó la víctima, pero tuvieron que esperar diez minutos para que les flanqueara la puerta, tiempo que aprovechó, según describe el , para —“atemorizada”— maquillarse de forma que pudiera ocultar los menoscabos físicos padecidos en su rostro. No obstante, los agentes, ante la evidencia de los mismos, procedieron a detener al procesado.

La víctima rechazó asistencia médica así como el traslado a centro hospitalario en aquel momento, pero sobre las 20.00 horas de ese 4 de abril un agente de la Guardia Civil acudió nuevamente al domicilio, encontrándose a M.M aturdida, incapaz de mantenerse en pie, por lo que le facilitó de forma urgente el oportuno auxilio para su traslado al centro hospitalario.

Una vez allí, ante los menoscabos físicos tanto internos como externos que presentaba, se procedió a su urgente intervención quirúrgica, mediante ingreso en la UCI en estado muy grave durante tres días, aunque en todo caso rechazó tratamiento quirúrgico, ha afirmado la Fiscalía.

Tras los golpes recibidos, sufrió traumatismo craneal, traumatismo facial con fractura de huesos nasales, fractura de rama mandibular y una pieza dentaria, traumatismo torácico con múltiples fracturas costales, traumatismo toracolumbar, fractura de vértebras y traumatismo abdominal.

90 DÍAS DE TRATAMIENTO

Para su tratamiento precisó noventa días de tratamiento, tres de ellos en la UCI, rechazó todo tratamiento médico posterior en particular respecto de las fracturas maxilofaciales, así como cualquier tipo de protección, examen psicológico y resarcimiento por los menoscabos padecidos.

El acusado fue detenido en la madrugada del 4 de abril, fue reducido a prisión provisional comunicada y sin fianza. Concurre en el acusado la circunstancia agravante de género y de parentesco.

Asimismo, por auto del 22 de enero de 2018 del Juzgado Central de Instrucción número 1 se acordó la entrega del procesado a las autoridades judiciales de Bélgica en el proceso de orden europea de detención y entrega 13/18.

Se impone la prohibición de que el procesado pueda aproximarse a la víctima a su domicilio, lugar de estudio o trabajo, así como cualquier otro por ella frecuentado o en el que se encuentre, con una distancia mínima de quinientos metros, así como de comunicarse con ella por cualquier medio por tiempo de doce años.