Según recoge , en el caso de ‘Explotación porcina de cebo Rico’, con una capacidad de 7.200 plazas, ubicada en el polígono 2, parcela 246, de la finca El Rico de Los Cerralbos, propiedad de la sociedad Juan Jiménez García, S.A.U., el Ayuntamiento de Los Cerralbos ha alegado que es desfavorable, ya que incumple las leyes, normativas y ordenanzas que se encuentran en vigor para la concesión de la licencia de obras y apertura de dicha actividad.

Según el Consistorio, este proyecto incumple la Ordenanza reguladora de la instalación de explotaciones ganaderas en el término municipal en todos sus puntos de aplicación que afecten a dicho proyecto, pues se sitúa a 1.015 metros y no a dos kilómetros del núcleo de población.

En el caso del otro proyecto ‘El Caballo’, que contemplaba la puesta en funcionamiento de una explotación porcina de cebo con una capacidad de 7.200 plazas, ubicada en el polígono 1, parcelas 45 y 1630, de la finca Prado Caballo, propiedad de la misma sociedad, el Consistorio también alega que incumple la Ordenanza reguladora de la instalación de explotaciones ganaderas en todos sus puntos, pues contempla que dichas explotaciones nuevas de ganado porcino deberán guardar una distancia mínima de 1.000 m alrededor de los pozos, manantiales o depósitos para el abastecimiento de agua potable, siendo de 830 metros la distancia desde la situación del proyecto al pozo de abastecimiento de agua potable del Ayuntamiento.

También alega que a menos de un kilómetros de este proyecto se ubica la urbanización Mezcua del término municipal de Otero.

Por ello, la Viceconsejería de Medio Ambiente pone fin a estos proyectos amparándose en el contenido del Informe de Compatibilidad Urbanística emitido por el Ayuntamiento de Los Cerralbos.

No obstante, estas dos resoluciones no agotan la vía administrativa, y podrá interponerse recurso de alzada ante el consejero de , Medio Ambiente y Desarrollo Rural, en el plazo de un mes desde el día siguiente a su recepción.