El equipo de Inspecciones de la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil de , que ha realizado esta intervención, ha abierto un expediente sancionador al responsable de este local por una infracción grave, según ha informado en nota de prensa la Delegación.

Durante el mes de noviembre han sido sancionados otros nueve establecimientos de cuatro municipios de Toledo que incumplían la normativa vigente.

El Equipo de Inspecciones de la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil de Toledo realizó, el pasado mes de noviembre, una treintena de inspecciones en distintos comercios susceptibles de vender material pirotécnico. Como resultado de estas inspecciones fueron sancionados 10 establecimientos ubicados en las localidades de Bargas, Illescas, Olías del que no cumplían con la normativa vigente.

En una de estas inspecciones, llevadas a cabo en la localidad de Illescas, la Guardia Civil observó que en las estanterías del local estaba expuesto diverso material pirotécnico para su venta, por lo que se realizó un examen más exhaustivo del establecimiento, hallando más material de estas características bajo el mostrador y en el almacén, así como armas airsoft.

La Guardia Civil comprobó que había material caducado y descatalogado que habían retiquetado, con el consiguiente peligro en caso de manipulación. Igualmente los agentes comprobaron que este comercio carecía de la autorización pertinente para la venta de artículos pirotécnicos y armas, por lo que abrieron un expediente sancionador por una infracción grave e intervinieron el material.

Así entre el material intervenido, hay 23 armas airsoft, las cuales únicamente pueden venderse en armerías y tiendas de artículos deportivos previa comunicación a la Intervención de Armas que le corresponda.

Los agentes también se incautaron de 19.570 unidades de artículos pirotécnicos de categoría F1,F2 y F3 que sólo pueden ser vendidos a personas de 12, 16 y 18 años respectivamente. Los artículos F1 se pueden vender en establecimientos comerciales que lo hayan notificado a la Intervención de Armas, especificando el producto pirotécnico que desean vender, siempre y cuando la cantidad máxima almacenada sea inferior o igual a 5 kilogramos.

Para vender artículos del resto de categorías los locales deben contar con autorización de la Delegación del Gobierno, previo informe de la Guardia Civil. Todos los productos deben poseer el correspondiente marcado CE.

Todo el material ha quedado depositado en un establecimiento debidamente habilitado, para su devolución o destrucción, a disposición de la autoridad sancionadora competente.

Con motivo de la celebración de las fiestas Navideñas, la Guardia Civil quiere alertar a los ciudadanos que deseen adquirir material pirotécnico, que deben extremar las precauciones sobre el uso de este material, que esté adecuado a la edad de la persona que vaya hacer uso de él y comprobar las condiciones en la que se encuentre el mismo.