El pasado mes de mayo la Guardia Civil fue informada de un incendio forestal en la ribera del río Alberche en la urbanización Calalberche de la localidad de . En dicho incendio tuvieron que participar numerosas patrullas de la Guardia Civil de Seguridad Ciudadana y de SEPRONA, Protección Civil y , además de unidades de bomberos, Agentes Forestales y servicio aéreo de extinción de incendios.

Los agentes de la Guardia Civil, junto con Protección Civil y Policía Local, evacuaron a 70 personas de 50 viviendas que podían verse afectadas por este incendio, llegando a producirse daños en 8 de ellas, mientras que 4 personas tuvieron que ser atendidas por inhalación de humo por los medios sanitarios. Una vez sofocado el incendio, se comprobó que 20 hectáreas de masa forestal habían quedado calcinadas.

El SEPRONA de la Guardia Civil de Illescas se hizo cargo de la investigación de este incendio, comprobando que el responsable del mismo era un hombre de 49 años que había encendido una barbacoa portátil para cocinar, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

Las altas temperaturas de este día, la existencia de fuerte viento, la gran masa forestal y la multitud de fruto de Populus sp (conocido comúnmente como pelusa o algodón del chopo), hizo que el fuego originado en esta barbacoa se propagara rápidamente por la zona forestal y que se quemaran los patios de 8 viviendas de esta urbanización.

La Guardia Civil ha tomado declaración a este hombre como investigado no detenido por un delito de incendio forestal y las diligencias instruidas han sido remitidas al Juzgado de Instrucción de Torrijos.