Según ha informado en nota de prensa la Guardia Civil, el pasado mes de diciembre intensificó las labores de prevención e investigación de los delitos cometidos contra el patrimonio debido a su habitual incremento en las fechas próximas a la Navidad.

El Equipo Territorial de y la Guardia Civil de Cebolla, tenían sospechas fundadas sobre una posible actividad ilícita que se podía estar desarrollando en una nave ubicada en este último municipio, por lo que intensificaron sobre él sus vigilancias.

El día previo a Nochevieja y durante uno de estos servicios establecidos por la Guardia Civil, los agentes interceptaron un furgón que había salido de esta nave y había tomado dirección Santa Olalla. Este vehículo iba ocupado por un hombre y una mujer, ambos con domicilio en esta localidad, y comprobaron que transportaban una gran cantidad de mercancía con alto valor en el mercado como equipos informáticos, televisores o equipos de alta fidelidad, sin que ninguno acreditara su lícita procedencia, por lo que fue intervenido.

La Guardia Civil comprobó que este material, valorado en 53.175 euros, procedía de un centro de almacenaje y distribución del sur de y que tenía como destino otro almacén en , y que la mercancía total sustraída ascendía a un valor de 101.166 euros.

Seguidamente la Guardia Civil realizó un registro en la nave de Cebolla, donde no se halló más material pero sí determinada maquinaria que se utiliza para mover grandes cargas y pales procedentes de estos almacenes.

Como continuación a esta investigación, los agentes se desplazaron a la localidad jienense de , donde comprobaron que el camionero responsable del traslado de esta mercancía, había desviado su ruta para después manipular el sello de seguridad de la caja contenedora para así sustraerla y distribuirla a sus receptadores, que serían luego las personas que lo vendían en el mercado negro a un precio inferior al de mercado.

Con esa Operación, la Guardia Civil ha dejado al descubierto una cadena de delincuentes dedicada el robo y venta de mercancía sustraída, cada una de ellos con un rol establecido, por lo que se ha tomado manifestación como investigados a dos hombres y a una mujer de Toledo por un delito de receptación y a un hombre en la provincia de Jaén por el delito de robo con fuerza en las cosas.

En este operativo también han colaborado con los investigadores otras Unidades de la Guardia Civil de los Puestos de Talavera de la Reina, Hinojosa de San Vicente y La Estrella, así como la Policía .