Así lo ha indicado este martes el portavoz de dicho grupo municipal, , en una rueda de prensa en la que ha evaluado la reunión mantenida entre Izquierda Unida-Podemos y concejales del equipo de Gobierno para conocer las cuentas locales de cara a 2020.

Fernández ha criticado que más de 35,6 millones de euros se dediquen a pagar concesiones a empresas privadas, a lo que se suma casi un millón de euros de una partida presupuestaria relativa a obras y trabajos realizados con empresas.

Para el portavoz del grupo municipal en la capital de Castilla-La Mancha, “este no es el modelo”, pues las empresas privadas “no ponen por delante el interés de la clase trabajadora”.

Además, ha subrayado que la mayoría de los contratos del consistorio “están en manos de la unidad gestora de obras y servicios” que, según ha adelantado, presenta una reducción presupuestaria el próximo ejercicio de casi el 13 por ciento con respecto al año 2019.

“Si ahí están los contratos y tiene un 12 por ciento menos de gasto es porque los contratos van a ser de peor calidad, de manera que si tiene menos dinero asignado, o presta peor servicio o trata peor a los trabajadores”, ha criticado.

Tras referirse la “ridícula” partida destinada a juventud, ha afeado que el Ayuntamiento “esté empeñado en pagar la deuda a unas entidades financieras que mañana desahuciarán a familias”.

Del mismo modo, ha expresado su temor por que los planes de empleo “no se ajusten a convenio o se inventen categorías profesionales para pagar lo que les dé la gana”.