Según ha informado IU en nota de prensa, tras cuatro años al frente del Gobierno municipal, Izquierda Unida de Esquivias mantuvo contactos con el PSOE “para hacer que no gobernara la derecha”, en base a “principios de igualdad y proporcionalidad”. “Por ello, se le ofreció al PSOE los puestos de primer y cuarto teniente alcalde, así como tres concejalías, quedando cinco para Izquierda Unida”, ha explicado.

Además, se incluían puntos programáticos “indispensables” para Izquierda Unida como la rehabilitación de viviendas antiguas, mejora en las calles y la creación de una comisión de festejos.

“Por su parte, el PSOE exigía ostentar las concejalías de Educación, Turismo, Cultura y Deportes, además de recibir una liberación y 800 euros mensuales por asistencia a concejales más 250 euros por asistencia a pleno, cosa materialmente imposible de realizar por la Ley Montoro que el mismo PSOE apoyó en su día”, han afirmado.

A pesar de ello, Izquierda Unida de Esquivias, de la mano su portavoz, Milagros del Barrio, ha querido “agradecer” al pueblo y a la militancia “el trabajo en común realizado durante estos cuatro años” y que “sin duda” seguirá realizando.