Así lo ha explicado en nota de prensa el portavoz del Grupo Municipal Izquierda Unida-Podemos de Toledo, , tras saber que la instalación de este dispositivo de seguridad tiene el objetivo de controlar el tráfico de la zona y evitar actos incívicos, tal y como ha declarado el concejal de Seguridad Ciudadana, .

Fernández ha señalado que, para tener conocimiento total de esta actuación, el Grupo Municipal Izquierda Unida-Podemos ha solicitado acceso al expediente completo para conocer los motivos de esta decisión y comprobar que están las autorizaciones preceptivas.

Además, ha demandado una explicación “clara” de cómo se van a gestionar las imágenes y quiénes serán los encargados de su custodia o destrucción, debido a que es una zona “muy transitada por peatones” que se acercarán, ha explicado, a visitar la escultura de Bahamontes cuando se reponga.

“Consideramos que la necesidad de control de tráfico ya existía en 2008 y no se decretó y no sabemos si se han seguido los pasos y autorizaciones que garanticen el derecho ciudadano a no ser grabado sin su consentimiento en la calle”, ha aseverado.

En este sentido, ha detallado que a finales del año 2008 se decretaba en el Ayuntamiento de Toledo un nuevo sistema de control de tráfico que afectaba a algunas vías de la ciudad, como glorieta de Portugal-Avenida de Francia; intersección entre la Avenida de Portugal y la calle Zaragoza; glorieta de Buenavista; glorieta de ; glorieta de Colón; glorieta de ; glorieta de Bisagra; glorieta de Azarquiel; intersección entre Cardenal Tavera y la calle Duque de Lerma; glorieta de Madrid; y otras en diversos barrios de la ciudad, “en ningún caso la zona de Miradero”.