Izquierda Unida sigue trabajando “a pie de obra” para estar al tanto de cómo se desarrollan los trabajos que dependen de una forma u otra de la Diputación de .

Por eso, , Diputado de Izquierda Unida, acompañado de Txema Fernández, Responsable de Acción Política, han conocido de primera mano el tratamiento de residuos que se realiza en la planta del Ecoparque de Toledo, en el que se procesan los residuos de alrededor de 650.000 habitantes de la provincia de Toledo.

IU, que ha valorado como estupendas las instalaciones del Ecoparque de Toledo, ha incidido en la necesidad absoluta del trabajo de reciclaje y tratamiento que se lleva a cabo, a la vez que ha puesto en valor la necesidad de ampliar la gestión a un modelo 100% público para ampliar y mejorar la rentabilidad y la eficacia en la prestación del servicio.

Jorge Vega: “Recuerdo que estas magnificas instalaciones que están cumpliendo con las necesidades en materia de tratamiento de residuos, de toledanas y toledanos, fueron pagadas con dinero público: 32 millones de euros; concretamente con dinero público que aportó la Diputación de Toledo, como la JCCM”.

“Ni un solo euro debería ir destinado a otra cosa que no fuera la mejora en la prestación del servicio, así como en el abaratamiento de este a los toledanos mediante la gestión totalmente pública. De esta forma los políticos estaríamos siendo realmente fieles a nuestro compromiso de ofrecer y dotar a la ciudadanía de mejores servicios y administraciones más transparentes y eficaces”.

Además Izquierda Unida ha mostrado su preocupación por las dificultades que las leyes propugnadas por el PP, otorgan a la generación de energía renovable. Esto viene a correlación de los impuestos que se aplican a la generación de energía de fuentes renovables, tales como los gases o el CSR (Combustible Sólido Recuperado) que pueden ser generados en el Ecoparque de Toledo, por estar dotado de los materiales y la tecnología necesarios para este fin.

Vega: “Por culpa de los impuestos que el PP otorga a las energías renovables, estas se ven condenadas a desperdiciarse, como es el caso del metano generado en el Ecoparque de Toledo, que en vez de aprovecharse: se quema sin ningún beneficio”.