Así se ha pronunciado el JEMAD durante la conferencia titulada ‘El papel de las Fueras Armadas ante la amenaza híbrida’ pronunciada en la séptima sesión del XXX Seminario Internacional de Seguridad y Defensa, organizado por la en .

“Por nuestra ubicación geográfica la sociedad española tiende a creer que está segura”, opina , quien cree que “la sociedad española no ha llegado todavía a ese punto de madurez en el que se dé cuenta de la amenaza a la que estamos siendo sometidos diariamente”.

El JEMAD, que ha afirmado estar “empeñado” en acercar las Fuerzas Armadas a la sociedad, ha dicho que “hay que empezar a explicar el riesgo y la situación global a los niños cuando son más jóvenes”.

Durante su alocución, ha apuntado que “necesitaremos medidas de protección innovadoras y coordinadas si queremos proteger el modo de vida y el grado de libertad que los ciudadanos en sociedades democráticas abiertas hemos alcanzado y valoramos en gran medida”.

Dicho esto, ha comentado que “el conflicto armado ha cambiado de naturaleza porque ya no consiste necesariamente en una forma de enfrentamiento armado y abierto en el que se dirimen controversias internacionales o se ocupan zonas de terreno”.

“El conflicto actual redefine el campo de batalla tradicional, difumina las líneas de frente, amplía el espacio de enfrentamiento y busca nuevos escenarios de confrontación”, ha continuado el general.

NUEVAS FORMAS DE AGRESIÓN

En este sentido, ha afirmado que “las nuevas formas de agresión” integran estrategias convencionales y no convencionales que convierten en objetivos a las sociedades modernas y a sus corrientes de opinión, “corrientes de opinión que se exponen altamente a la desinformación y a la manipulación”.

Seguidamente, ha advertido de que en la guerra o conflicto híbrido, como ha ocurrido en todos los conflictos, se busca como siempre la desestabilización, el desgaste y la neutralización del adversario e incluso, llegado el caso, su destrucción.

“Hoy se recurre al empleo sistemático de diferentes instrumentos de poder que, en algunos casos, usan la fuerza militar y en otros casos usan el terrorismo u otras estrategias o acciones en los ámbitos político, económico, civil o de la información buscando las vulnerabilidades del adversario”, ha sentenciado el JEMAD.

Es por ello que ha explicado que los estados democráticos deben preparar su defensa ante esta nueva forma de conflicto y amenaza puesto que “solo existe un peligro mayor para su supervivencia que las amenazas híbridas, y ese peligro es la inacción”.

Así, ha continuado diciendo que “hay que tomar plena conciencia de que las amenazas híbridas constituyen un fenómeno complejo, con múltiples facetas y manifestaciones y con múltiples implicaciones y derivadas que se encuentra en constante evolución”, por ello, ha apostillado, “es necesario entender bien el fenómeno antes de buscar fórmulas con las que tratar de resolverlo”.

A su juicio, “estamos obligados a diseñar una respuesta integrada por parte de todas las herramientas del Estado, en las que debe estar la industria, la empresa, los poderes públicos y la propia ciudadanía”.

FUERZAS ARMADAS: UN INSTRUMENTO DE EXCEPCIÓN

Ha sostenido que las Fuerzas Armadas son “un instrumento de excepción” sobre el que se pude construir y organizar una reacción ante estas amenazas, especialmente en las urgencias de primera hora.

Tras hacer hincapié en el regreso del (CNI) al , ha afirmado que “es en este momento en el que es más importante que nunca volver a nuestras viejas costumbres de hablar con el ”.

El JEMAD ha aprovechado para decir que “es más imperioso que nunca” promover la cooperación y el desarrollo de proyectos de investigación y desarrollo a nivel nacional” puesto que “nos permitirá alcanzar esa ventaja tecnológica y esa imprescindible autonomía estatal”.

Ha concluido diciendo que “las Fuerzas Armadas están preparadas para la hipótesis más probable, que tratarán por todos los medios de hacer frente a la hipótesis más peligrosa y, cuando estemos dotados de medios suficientes, seremos siendo esa garantía para contribuir al mantenimiento de la forma de vivir de la sociedad española”.