“No se puede ser socialista sin ser feminista”, ha señalado hoy en Fuensalida . El candidato a la Secretaría General del PSOE ha incidido en las medidas que han de tomarse con el objetivo de continuar incorporando a las mujeres a los puestos de máxima responsabilidad. “Es necesario que la mujer desempeñe en igualdad las tareas de responsabilidad del PSOE en Castilla-La Mancha, tanto en el partido como en las instituciones”, ha explicado Blanco. “En el PSOE hemos sido pioneros en la implantación de listas cremalleras y otras medidas que han facilitado que hoy tengamos grandes alcaldesas, concejalas, diputadas o consejeras”, en este sentido ha tenido un afectuoso recuerdo para la recientemente fallecida consejera de Fomento. “ ha sido una de las políticas más destacadas de nuestra región en los últimos tiempos, fue una excelente gestora y una socialista de principios a la que siempre tendremos en nuestra memoria colectiva y política”, indicó. Por ello ha calificado de incomprensibles situaciones como que sólo una de las siete delegaciones provinciales de la Junta esté ocupada por una mujer y que solo dos mujeres hayan ocupado este puesto desde su creación en 1995. “Nuestro compromiso con la igualdad ha de ser real, si el secretario general es un hombre, la secretaria de organización será una mujer, si el presidente es hombre, la vicepresidenta será una mujer”, apuntó el candidato.

El programa con el que la candidatura de la militancia que encabeza José Luis Blanco se presenta a las próximas elecciones del 30 de septiembre incluye también medidas destinadas a abrir el partido a la ciudadanía y establecer mejores nexos de comunicación con la sociedad. Para lograrlo, el documento programático contempla realizar un calendario de actividades abiertas a la ciudadanía, donde recoger la opinión sobre los problemas más acuciantes que existen en cada municipio, cómo creen que deberían resolverse y, especialmente, cómo quieren que sea Castilla-La Mancha, donde gobernamos y donde estamos en la oposición. “No podemos aspirar a representar a una ciudadanía de la que desconozcamos sus inquietudes, preocupaciones y anhelos”, ha indicado José Luis Blanco.

El programa plantea además un Plan para el Liderazgo Social, que apuesta por incrementar la doble militancia, la política y la social, para lo cual se facilitará desde el partido una propuesta social para cada militante, en función de su trayectoria y disponibilidad. “Probablemente uno de nuestros grandes errores ha sido perder la calle en los últimos años”, ha reconocido el candidato, “no ha existido en nuestro país movimiento social importante en el que no haya participado el ”. “Somos el partido que ha impulsado las grandes transformaciones sociales en este país y ha llegado el momento de volver a serlo, también en Castilla-La Mancha”, explicó. Según el documento “Un nuevo PSOE en Castilla-La Mancha”, no sólo se pretende tener una visión más clara de las prioridades que se están produciendo en cada sector de la sociedad sino que también se trata de compartir el proyecto con quienes participan activamente en movimientos sociales.