Así se desprende del estudio del proyecto ‘Road Show to Europe’ financiado por a través de la ONGD Proyecto Kieu que busca conocer la implicación de los jóvenes europeos en las cuestiones políticas, económicas y sociales que afectan al Viejo Continente. En el caso de la comarca de La Sagra han participado 844 encuestados de 32 pueblos, 14 en grupos de discusión y 15 voluntarios han realizado los sondeos.

En un comunicado, ‘Road Show to Europe’ ha recordado que si el 24% de los jóvenes europeos acudieron a las urnas en las elecciones de 2014, este porcentaje se ha incrementado en casi 15 puntos. Este dato se debe, según han explicado, a la coincidencia de los comicios europeos con otras citas electorales.

Los encuestados han expresado falta de conocimiento sobre política europea y desapego respecto a las instituciones del club comunitario. Su percepción de Europa es la de un espacio “ideal en el que todo funciona” pero la desvinculan de España, donde se encuentran problemas como la falta de trabajo.

Esta tendencia general, sin embargo, se ve matizada en aquellos jóvenes que previamente han participado en actividades de movilidad europea: intercambios, voluntariados, formaciones dentro de los programas Juventud en Acción, Erasmus + o el Cuerpo Europeo de Solidaridad. Para ellos Europa es una realidad tangible y su vinculación con las instituciones que la gobiernan es mucho más cercana y directa.

DEMOCRACIA CON “AMPLIAS DOSIS DE CORRUPCIÓN”

En ese sentido, los participantes en el sondeo han expresado desconfianza hacia los líderes políticos actuales y por el sistema democrático al que perciben de “manipulable”, con amplia dosis de corrupción y desconectado de sus realidades. Así pues, han destacado la ausencia de contextos de debate e información y la carencia de herramientas para conectar sus preocupaciones con la política.

En cualquier caso, son conscientes de que la política influye en su vida y demuestran un grado elevado de compromiso social en temas como la igualdad de género, el cuidado del medio ambiente o las oportunidades laborales. De hecho, el estudio destaca que una minoría de jóvenes sagreños participa más en actividades relacionadas con la política que muchos adultos.

De esta observación, el estudio concluye que la mejor comunicación que desde las instituciones europeas puede hacerse para fomentar la participación política y democrática de los jóvenes es seguir invirtiendo en su formación y crecimiento a través del fomento de experiencias con jóvenes de otros países en espacios de aprendizaje multicultural, con metodologías de educación no-formal.

Los datos recabados se han recogido en un documento —que puede consultarse y descargarse en www.roadshowtoeurope.es—, y ha sido punto de partida de cuatro encuentros de creación colectiva teatral en el Castillo de San Servando, en .

Estos encuentros han dado como resultado la obra ‘Mi primera vez. Vodevil europeo en 3 actos’, que se representó entre el 9 y el 17 de mayo en diversos pueblos de La Sagra (Numancia de la Sagra, Yuncos, Añover de Tajo, Cedillo del Condado y Villaseca de La Sagra), acompañada de un diálogo posterior (Szeno-Forum) con los asistentes.

La iniciativa ha abierto “ricos” diálogos en los que tanto adolescentes y jóvenes como sus mayores han podido tomar conciencia de los niveles de desinformación en los que con frecuencia vive la gente joven, de la necesidad de desarrollo del pensamiento crítico y de la importancia de asumir responsabilidades para construir al cambio social.