En declaraciones a los medios, el también Primado de España ha ensalzado el trabajo que realiza Manos Unidas, que ayuda a paliar “lo que es una vergüenza” para la humanidad que es el hambre, calificando de “inaudito” que hoy en día alguien pueda morir por inanición.

También ha tomado la palabra el nuevo presidente-delegado de Manos Unidas en Toledo quien ha hecho un recorrido por los trabajos que ha realizado, “una vida que ha discurrido ayudando a la gente” fuera y dentro de España. Este profesor toledano, que ha dicho no avergonzarse del Evangelio, y ha dicho que transmitirá el mensaje de Jesús donde haga falta.

El rastrillo solidario de Manos Unidas abre sus puertas este viernes en horario de 11.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas. En su inauguración también ha estado presente, entre otros, la alcaldesa de Toledo, .

De este modo, la regidora toledana ha dado la enhorabuena a Antonio Juanes-Cuartero, a quien conoce desde hace muchos años por su implicación con el movimiento católico toledano.

“Es un orgullo” que sea él ahora el presidente de Manos Unidas en Toledo, una ONG que hace “una gran labor social y católica”.

Ha destacado que el Ayuntamiento de Toledo colabora con Manos Unidas en proyectos importantes de colaboración porque “hay países muy pobres en el mundo” y se ha sentido orgullosa de que Manos Unidas trabaja en paliar “esta vergüenza” que supone la pobreza.

PRODUCTOS DONADOS Y ARTESANALES

En el rastrillo se pueden encontrar diversos productos donados por los toledanos, muchos de ellos realizados de manera artesanal, así como artículos de Manos Unidas. Entre los objetos que se podrán adquirir se encuentran libros, ropa, zapatos, bolsos, bisutería, cerámica y cristal, pinturas y dibujos, juguetes, plantas, entre otros.

También se podrán adquirir una selección de productos y dulces elaborados artesanalmente por los conventos y monasterios de Toledo, con el fin de ayudar a las comunidades religiosas de la ciudad.

La recaudación se destinará al proyecto que tiene asignado el Arciprestazgo de Toledo para dar acceso a la sanidad para refugiados y población en riesgo de vulnerabilidad en Líbano por un importe de 84.617 euros, proyecto del que se beneficiarán 5.000 personas y de forma indirecta otras 30.000.

En el Líbano existen más de un millón de refugiados sirios huidos por la guerra que dura tantos años. Con este proyecto, Manos Unidas “pone su granito de arena” para ayudar a la atención sanitaria a estos refugiados en el centro médico , al norte de .