El nuevo edifico del CEIP ‘Remigio Laín’ de Yuncler cuenta con dos plantas: la baja para seis aulas de Educación Infantil y la primera para otras seis de Educación Primaria, con dos entradas independientes. Según el proyecto, esta actuación supondrá una superficie total construida de 1.698 metros cuadrados, según ha informado la Junta en nota de prensa.

El presidente de Castilla-La Mancha, , lo ha inaugurado este jueves en un acto celebrado en las instalaciones, en el que ha estado acompañado del consejero de Educación, y Deportes, Ángel Felpeto; el presidente de la Diputación de Toledo, ; el delegado de la Junta en Toledo, ; el director provincial de Educación, ; y el alcalde de la localidad, Miguel Ángel García.

El consejero de Educación ha destacado que se dé cumplimiento, gracias al Plan de Infraestructuras Educativas 2015-2019, al compromiso del presidente de poner fin a las aulas prefabricadas, y ha añadido que “lo que nunca debemos hacer es parar, porque si lo hacemos la máquina se oxida y luego es muy difícil ponerla en marcha”.

“He dicho muchas veces que en épocas de crisis hay que tratar de gestionar lo mismo o más con menos. Que hay que establecer prioridades”, ha destacado Felpeto. “Me habéis escuchado muchas veces que no podemos hacer todo al mismo tiempo. Pero si entre todos nos ponemos de acuerdo en planificar como realizar esa gestión, conseguimos ese resultado”, ha añadido.

El consejero también ha destacado que hasta la fecha, y gracias el Plan de Infraestructuras Educativas, se han terminado 44 obras, 34 están en ejecución, hay 15 adjudicadas o en licitación, nueve se licitarán pronto y siete están en redacción de proyecto, al tiempo que ha recordado que en próximas fechas se pondrá en marcha un segundo Plan “para intervenir en todos los centros de la región”.

Por último, el consejero ha agradecido a toda la comunidad educativa de Yuncler y a la empresa constructora todo el trabajo realizado para que el centro sea hoy una realidad, y ha tenido también palabras de gratitud para todo el equipo de la Consejería de Educación y para su secretaria general, “por el empeño mostrado”.

PAGE Y SU MISMA ILUSIÓN

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado tener “la misma ilusión” para desarrollar el renacimiento de la Educación en la región “que cuando nos llegaron las competencias” en esta materia, y ha destacado el “enorme esfuerzo” que están llevando a cabo tanto la comunidad educativa, como los padres y madres, y el Gobierno regional, para seguir mejorando la calidad educativa en la Comunidad Autónoma.

Así, ha desgranado los logros conseguidos “en tan solo unos años”, con un proyecto de 115 nuevo centros educativos o ampliaciones, un importante incremento de la plantilla de profesores, “este año con 130 nuevos de cupo y más de 3.000 a lo largo de estos años”, y con un Tercer Plan de Formación Profesional, así como un “acuerdo histórico” con la rubricado esta misma semana.

El presidente se ha referido también al nuevo curso escolar, presentado recientemente, y ha reconocido que la gente “no es consciente de la maquinaria compleja que significa cada año poner en marcha el sistema educativo, con todos los cambios de población que se suceden”.

No obstante, se ha felicitado, “somos una Comunidad con unos niveles de enseñanza excelentes”, que sigue apostando “tremendamente” por la educación pública, “hasta el punto de ser la Comunidad Autónoma con más porcentaje de enseñanza pública sobre el conjunto”, mientras que otras “han ido aparcando esta enseñanza a favor de otros modelos”.

MÁS DE CIEN ACTOS

El presidente García-Page se ha referido también a la labor de su Ejecutivo en la reconstrucción de la sanidad, la educación y los servicios sociales de la región. “Estamos haciendo lo que hacemos por dos razones, porque tenemos prioridades distintas a la hora de gastar el dinero, pero también por el crecimiento económico. Hay que empujar entre todos para que este crecimiento no se gripe”, ha señalado.

En este sentido, ha insistido en la necesidad de abordar un nuevo modelo de financiación, porque de lo contrario “todo lo que estamos reconstruyendo en las autonomías se puede poner en riesgo en algunos años”.

Así, ha valorado que en Castilla-La Mancha “no hemos tocado los impuestos y estamos reconstruyendo la región, pero seguimos sin estar en épocas de vacas gordas”, ha advertido, antes de señalar que “tenemos un tiempo justo para recomponer el Estado del Bienestar, y ese es un empeño que tenemos claro aquí”.

En relación a este proceso de mejora, García-Page ha avanzado que el día 24 de septiembre se pondrá en marcha de nuevo la obra del en Toledo capital, que quedó paralizada en la anterior legislatura, y ha lamentado que “se nos han ido 122 millones de euros entre indemnizaciones directas, o derivadas por sentencias, por las paralizaciones de obras”. Un montante que supone “más dinero del que nos va a costar todo el plan de reconstrucción física, en edificios, de la educación en la región”.