• El Ayuntamiento de no tiene inconveniente en que la Junta de Comunidades abra el Pabellón Polideportivo , siempre que el fin sea la rehabilitación de los pacientes del y “no para hacer negocio” con una instalación que fue una obra benéfica y que está construida sobre suelo público. Para este fin lucrativo, sería necesario iniciar la tramitación de una nueva licencia, ha señalado el portavoz municipal, .

Rafael Perezagua y el concejal de Urbanismo, , han ofrecido hoy una rueda de prensa en la que han explicado que “si Echániz se lleva hoy la llave podría abrir las instalaciones para los lesionados medulares”, pero “no para hacer negocio de la pura beneficencia”.

En este sentido, han recordado que el altruismo de Rafael Del Pino le llevó a construir este centro para la rehabilitación de los pacientes del Hospital Nacional de Parapléjicos, pero que la Presidenta de Castilla-La Mancha, , “no quiere cumplir esta voluntad, sino hacer negocio con las instalaciones”, lo que supondría “arrasar con un sector económico de la ciudad como es del ocio y deporte en los gimnasios”.

Así, Perezagua ha dicho que comercializar el polideportivo entraría en competencia desleal con otros negocios ya que se ha sido realizado en un edificio donado de manera altruista y construido en suelo público, lo que permitiría reducir mucho los precios a los usuario.

De esta manera, ha explicado que la Ley de Contratos establece que el suelo dotacional usado por terceros para explotar una instalación debe contar con un procedimiento de licitación para que todas las empresas puedan competir en igualdad.

“El Ayuntamiento no estará en la complicidad para que un tercero haga un negocio sin pensar en la voluntad de Rafael Del Pino”, ha afirmado Perezagua, quien ha lamentado que “Cospedal devolvió las llaves del polideportivo a Rafael del Pino para que se las apañaran como pudieran”.

Tramitación de la licencia

En este orden de cosas, Javier Nicolás, ha recordado cómo se tramitó este expediente para otorgar la licencia municipal y así, ha informado de que el 14 de septiembre de 2011 se aprobó la apertura condicionada a una serie de mejoras a realizar, fundamentalmente, en relación con la piscina.

Dos años después, el 16 de diciembre de 2012, el Ayuntamiento recibió el proyecto de las modificaciones que fueron revisadas por los técnicos municipales, comprobándose que las deficiencias habían sido subsanadas.

Posteriormente, tras la devolución de la Junta de Comunidades de la gestión del pabellón a la , la misma señala que no puede afrontar económicamente los gastos y que será una empresa privada quien lo gestione.

Ante esto, el Ayuntamiento de Toledo responde que para que un tercero explote esa infraestructura, es necesario tramitar una nueva licencia porque el fin de la licencia inicial no era una explotación comercial sino para los lesionados medulares del .

Tras estos hechos, el Consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz, acusa al Ayuntamiento de no querer abrir el polideportivo “y monta un circo lamentable” que Nicolás atribuye al periodo electoral actual.