Como ha quedado expuesto en la reunión, se contemplan dos posibles soluciones y tipos de actuación. La primera sería aumentar la capacidad del encauzamiento actual del colector, de forma que permita desaguar la avenida del arroyo en momentos de lluvias torrenciales. Y otro tipo de solución, según ha informado la Junta en nota de prensa, consistirá en construir una o varias balsas de laminación, aguas arriba del municipio, para disminuir el caudal que llega al casco urbano en sucesos de avenidas.

Por su parte, desde la Confederación Hidrográfica del Tajo se han puesto sobre la mesa los condicionantes que habría que tener en cuenta para la actuación que se llevase a cabo, al objeto de minimizar la afección al cauce y garantizar la seguridad frente a avenidas.

Se trata, ha explicado el responsable de la , de mejorar la actual situación para proteger a la población frente a posibles inundaciones. Para ello desde hace unos meses se viene trabajando de forma conjunta entre la Junta de Comunidades, Diputación Provincial de , la CHT y el Ayuntamiento de Cobisa “para ver de qué manera afrontar una actuación que, sea cual sea la solución adoptada, será de una importante envergadura, y en la que debemos colaborar todos”.

Por otra parte, también en la reunión se ha planteado la necesidad de mejorar la gestión de depuración en el municipio, una propuesta en la que coinciden tanto los responsables de la Confederación como del Ayuntamiento de Cobisa y del Ejecutivo autonómico, por lo que se ha planteado iniciar con carácter inmediato los trámites para contar con nuevas infraestructuras que cumplan las exigencias medioambientales y legales.