Así consta en la Resolución de dicha Consejería, que recoge Europa Press tras su publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, en la que se indica que será la persona titular de la , y Deportes la que procede a la designación del personal que integrará los servicios mínimos del citado centro, debiendo efectuarse con carácter previo las correspondientes comunicaciones a la representación del personal.

Contra esta resolución, que pone fin a la vía administrativa, podrá interponerse recurso potestativo de reposición en el plazo de un mes ante el Consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, o bien recurso contencioso administrativo ante el en el plazo de dos meses, contados uno y otro plazo desde el día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha.

Han sido las organizaciones sindicales FSC-CCOO Castilla-La Mancha, FESP-UGT Castilla-La Mancha, CSIF Castilla-La Mancha y STAS-Intersindical Castilla-La Mancha las que han convocado huelga para todo el personal perteneciente a la Biblioteca Regional de Castilla-La Mancha situada en el edificio del Alcázar de la ciudad de y gestionada por la .

Alega el departamento que dirige que para el establecimiento de los servicios mínimos en esta huelga se han valorado las circunstancias concretas del servicio que se presta en la Biblioteca Regional, los servicios mínimos fijados en anteriores huelgas comparables, así como el informe recabado de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes y emitido específicamente para esta huelga, teniendo en cuenta en todo caso el justo equilibrio entre el ejercicio del derecho de huelga y la protección de otros derechos prioritarios constitucionalmente protegidos y considerando, además, el acuerdo unánime del correspondiente , así manifestado en reunión mantenida a tal efecto con fecha de 15 de octubre de 2018.

Así las cosas, defiende que con estos servicios mínimos se pretende garantizar la conservación y vigilancia del patrimonio artístico contando con el mínimo imprescindible en la Biblioteca Regional para el control de la actividad esencial del centro y la vigilancia y control de los accesos, así como para la apertura y cierre de dicho centro de trabajo al objeto de garantizar también que el propio personal pueda ejercer su libertad y derecho al trabajo en los días fijados para la huelga.