La consejera, que ha querido conocer de primera mano las impresiones de los beneficiarios del programa, así como de los profesionales que lo están desarrollando, ha estado acompañada durante esta visita por el director provincial de Bienestar Social de , ; el presidente de Plena Inclusión, ; el alcalde de Villafranca de los Caballeros, y el director del Balneario ‘Las Palmeras’, Justo Corrales, entre otros.

Es la primera vez que el Gobierno regional pone en marcha este programa piloto, desarrollado por Plena Inclusión, y cuyo objetivo es que las personas con discapacidad disfruten de un tratamiento especializado para mejorar su calidad de vida y bienestar, ha informado la Junta en nota de prensa.

En un primer momento el programa de Termalismo Terapéutico solo llegaba a las personas con Alzheimer, pero ahora también incluye a personas con Parkinson, a personas con discapacidad, profesionales y familiares, y se ha pasado de 160 plazas en 2015 a unas 900 en 2018, ha destacado.

Una actividad en la que el Gobierno del presidente ha puesto “todo el corazón” para que sea posible y que forma parte del Programa de Termalismo de Castilla-La Mancha, que supera las 5.000 plazas en 2018, ha afirmado la consejera.

El Balneario ‘Las Palmeras’ tiene una capacidad de 48 plazas y cuenta con 14 trabajadores. El turno de Termalismo para Personas con Discapacidad empezó el 14 de noviembre y se desarrolla durante cuatro días y tres noches.

El Programa de Termalismo, además de ser un tratamiento terapéutico, supone un respiro hidrotermal para los familiares y permite a los profesionales unificar criterios y metodología. Los beneficiarios del programa no solo disfrutan de los tratamientos termales, sino también de actividades de ocio y “del cariño y atención” de los profesionales del balneario, ha destacado Sánchez.