La Consejería de Agricultura Castilla-La Mancha y el han llevado a cabo con éxito un simulacro de detección y reacción ante la enfermedad de la fiebre aftosa. La operación ha tenido lugar en una explotación de la comarca de Talavera durante ayer lunes y hoy martes.

En la misma se ha podido comprobar sobre el terreno la reacción de los servicios veterinarios de la región —que desconocían que no era real—, y que han actuado con enorme rapidez, en el que ha sido el simulacro más completo de los que hasta el día de hoy se han realizado en , ha informado la Junta en nota de prensa.

La fiebre aftosa es una enfermedad infecciosa, causada por un virus, que se encuentra incluida dentro de la Lista A de enfermedades de declaración obligatoria en la UE y de la lista de enfermedades de la (OIE), por lo que su presencia en un país o región ocasiona restricciones comerciales con graves pérdidas económicas.

Por ello, el han decidido “comprobar los engrasadas que están las estructuras y conocer la rapidez de respuesta de los servicios veterinarios ante una enfermedad tan grave”, ha explicado esta tarde en rueda de prensa en Toledo el director general de Agricultura y Ganadería de Castilla-La Mancha, , que ha calificado de “perfecto el funcionamiento y la coordinación” de todos los organismos implicados.

SIMULACRO

El simulacro comenzó el lunes a las 8 de la mañana, hora en la que se preparó la explotación elegida, para dar impresión de ganado enfermo y llamar al veterinario que, tras examinar una prueba previamente preparada por los organizadores, dio aviso a la (OCA) de Talavera de la Reina, cuyos servicios veterinarios se personaron en tan solo 36 minutos.

Una vez en la explotación, decidieron enviar la prueba al (Madrid) para su análisis, que resultó ser “positivo”.

Tras ello, se convocó un en el Ministerio de Agricultura y otro , coordinado por Tirso Yuste, y se movilizaron distintos efectivos de la Junta y del Ministerio, que pensaban que el positivo era cierto y tomaron las mismas decisiones a las que tendrían que enfrentarse en un caso real.

Antes de las 15.00 horas se dio aviso a todos de que el simulacro finalizaba y se informaba a los implicados de que todo había sido rigurosamente preparado para conocer la respuesta ante un caso de fiebre aftosa.

Según han explicado tanto el subdirector general de Higiene y Sanidad Animal del Ministerio de Agricultura, , como el catedrático de Sanidad Animal y auditor externo de esta acción, , la prueba, que ha sido grabada por varias cámaras ocultas, permitirá extraer valiosas conclusiones y mejorar los protocolos de actuación ante ésta y otras enfermedades animales.