En declaraciones a Europa Press, el titular de la sanidad castellano-manchega se ha mostrado “extrañado” de que Núñez haya avanzado esta propuesta si llega a la Presidencia de la Junta, cuando en 2012 su entonces “jefa”, la expresidenta autonómica, , “ordenó paralizar las obras del hospital” nuevo, lo que motivó que se “prorrogara la agonía en que la que se encuentra” el edificio del Virgen de la Salud.

“No solo paralizaron la obra del hospital, que ya es muy grave, sino que no invirtieron nada y por eso está peor aún”, ha comentado sobre un edificio en cuyas instalaciones “estallan las costuras”. “¿Qué pretenden hacer con ese lugar, un lugar que no tiene salud?”, se ha preguntado Fernández Sanz, que ha dicho no salir de su asombro con esta propuesta y ha añadido, además, que el “está en buenas condiciones, funcionando bien”.

A su juicio, como los ‘populares’ ahora “no pueden criticar que el hospital nuevo es una realidad, están poniendo palos en las ruedas”, pero el hospital “va a salir por el empeño” que el presidente regional, , “puso desde el minuto uno”, ha insistido el consejero, que ha recordado que el centro de especialidades anexo al Virgen de la Salud va a continuar trabajando con consultas.

Sobre el nuevo hospital, Jesús Fernández Sanz ha señalado que la “obra está muy bien”, que se están cerrando las fechas de su finalización “entre abril y mayo”, y que actualmente se encuentran “en pleno concurso de equipamiento” de las futuras instalaciones.