El convenio ha sido rubricado en la sede de Unicef Comité Castilla-La Mancha en entre la Consejera de Bienestar Social, ; la presidenta de la entidad, Asunción Díaz del Río; y la presidenta de la Federación de Municipios y Provincias, , y tiene como objetivo la mejora de las condiciones de vida de los niños, niñas y adolescentes mediante la promoción e implantación de políticas eficaces y sostenibles que garanticen sus derechos, fomentando su participación y teniendo en cuenta su opinión en los temas que les afectan, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Las acciones que se llevarán a cabo se centran en sensibilizar a la sociedad de la región en general y a los agentes municipales en particular, para que incrementen sus esfuerzos a favor de los derechos de los niños entre los entes locales, consiguiendo que se comprometan a iniciar políticas y promover iniciativas que reconozcan al niño como ciudadano de pleno derecho, facilitando la creación de canales sostenibles de participación de la infancia y adolescencia y de otros sectores de la población en la vida de las ciudades.

Además, se creará una Comisión Mixta de Seguimiento que realizará un informe anual que contendrá los resultados e impacto del programa Ciudades Amigas de la Infancia en la región, así como la propuesta de nuevas iniciativas.

En Castilla-La Mancha hay en estos momentos 25 municipios que ya son Ciudades Amigas de la Infancia y se pretende que el desarrollo de este acuerdo de colaboración se materialice en una mayor visibilidad de la infancia en los municipios de la región.

El reconocimiento de Ciudad Amiga de la Infancia es una distinción que otorga para poner en valor el compromiso y el esfuerzo que realizan los ayuntamientos, mancomunidades y otros gobiernos locales para incorporar a la infancia y adolescencia en el centro de su agenda política.