Así lo ha apuntado el director provincial de Economía, Empresas y Empleo, Julián , que ha resaltado que este dato supone un incremento de cuatro puntos en el nivel de resoluciones alcanzadas con respecto al ejercicio de 2015, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

La labor de conciliación, mediación y arbitraje ejercida a través del Jurado Arbitral para solventar conflictos laborales benefició durante el año pasado a un total de 184 empresas y a 10.006 trabajadores en la provincia de Toledo, ha añadido el director provincial.

TIPOS DE CONFLICTOS

En cuanto a la tipología de los 45 conflictos colectivos entre empresas y trabajadores que se tramitaron a través del Jurado Arbitral en la provincia, 17 fueron de huelgas, 24 estaban relacionados con la aplicación o interpretación de un convenio o un acuerdo laboral, dos tenían su consecuencia en la impugnación de un convenio colectivo y otros dos se referían a la modificación sustancial de las condiciones de trabajo.

Los sectores más afectados por la conflictividad laboral en la provincia de Toledo que acudieron a la mediación del Jurado Arbitral fueron el de Metal, con 10 conflictos colectivos; el de Transporte con 5; y el de Servicios con 4.

Martín Alcántara ha resaltado que una de las características de este sistema de arbitraje, “que evita tanto pérdidas en las horas de trabajo a los empleados y en la productividad empresarial, como perjuicios en los servicios prestados a los ciudadanos”, es “la flexibilidad, en el sentido de prorrogar los actos de mediación para que las partes en conflicto estudien las propuestas que a lo largo del procedimiento puedan ir surgiendo”.

A este respecto, ha apuntado que de los ochos procedimientos que fueron prorrogados, seis de ellos pudieron cerrarse con un acuerdo tras dos o tres sesiones de mediación, según los distintos casos.

PROPICIAR FIRMAS DE CONVENIOS

, el director provincial ha subrayado que la Delegación del Jurado Arbitral en Toledo se está haciendo “una importante labor” en relación con la negociación colectiva, “propiciando, por un lado, un espacio físico para que las partes negociadoras de los convenios colectivos puedan mantener las reuniones necesarias, desde la constitución de la mesa negociadora hasta la firma del convenio”.

Así, durante el año 2016, en las instalaciones del Jurado Arbitral se han celebrado un total de 14 reuniones de convenio colectivo, afectando a los convenios de aguas, de transporte de viajeros, de mercancías por carretera, de alimentación y de aceite, entre los más destacados y todos ellos correspondientes a la provincia de